El PP reitera su acusación de corrupción política en GRHUSA

El grupo municipal del Partido Popular en Huesca insiste en las irregularidades en los procesos de contratación de la empresa GRHUSA. Los populares recuerdan que, meses atrás, inició una investigación propia dificultada por la actitud de Germán Sanromán, presidente de la sociedad y concejal del Ayuntamiento de Huesca, que entorpecía el acceso a la totalidad de las actas y otras fuentes de información. El Partido Popular, finalmente, consiguió la copia del acta que resume el proceso de selección. El documento no recoge en ningún momento los baremos de puntuación ni datos objetivos sobre el proceso de selección.

Audio sin título

Las únicas referencias son las frases “se ha primado la experiencia en el área de organización” y “se ha considerado que el que mejor puede desarrollar la responsabilidad encomendada es D. Francisco Javier Hernando Zulaica”. Se da la circunstancia de que Germán Sanromán y Francisco Hernando habían coincidido en cargos directivos de UGT en Huesca. La mesa de selección estaba compuesta por cuatro miembros, tres de los cuales pertenecen al PSOE: el propio Sanromán, Carmen Cáceres (a su vez vinculada a UGT), y Mariano Fañanás. El cuarto miembro era el gerente de GRHUSA. En posteriores actas, todavía no difundidas, se otorgan a Francisco Hernando poderes que van más allá del ámbito para el que fue contratado, confiriéndole una capacidad ejecutiva que, según el Partido Popular, lo convierte de hecho en un “gerente paralelo” de GRHUSA.

El Partido Popular advierte que, según los datos que está recogiendo, el caso de Hernando podría ser “la punta del iceberg”. En ese sentido, el Partido Popular invita a Germán Sanromán a ofrecer públicamente toda la información que los populares vienen reclamando institucionalmente, especialmente los datos objetivos de todos los procesos de selección de personal. En concreto, la popular Ana Alós pregunta directamente a Sanromán si puede afirmar que no existe ningún familiar de los miembros del consejo en la plantilla de GRHUSA. En cualquier caso, los populares indican que están ultimando una comparecencia para poner en conocimiento de la opinión pública tanto sus conclusiones políticas como los datos que obran en su poder.

El PP, por otra parte, señala que la entrevista publicada en Heraldo de Huesca, en la que Germán Sanromán opina que no está sujeto a limitaciones éticas, pone de manifiesto la impunidad que Elboj ha impuesto a su equipo. A juicio del Partido Popular, las propias palabras de Sanromán confirman un clima de corrupción política sin prececentes en la vida pública. Alós indica que “especialmente en estos momentos políticos, la ética es la primera exigencia que los ciudadanos plantean a sus cargos públicos. Renunciar a ella expresamente, con toda sangre fría, revela un perfil muy preocupante”. Alós recuerda a Sanromán que todos los puestos del consejo de administración están ocupados por cargos públicos que representan a sus instituciones y todos ellos han sido elegidos en las urnas. “El dinero que recibe GRHUSA son fondos públicos procedentes de las tasas que pagan los ciudadanos por la recogida de residuos. Por lo tanto, es su deber ético hacer un buen uso del dinero público, que es de todos y no sólo de unos pocos”.

Respecto a las contrataciones, Alós afirma que, aun siendo una sociedad anónima, todo el capital social de GRHUSA es público y que, “por lo tanto, deben primar los principios de mérito, capacidad e igualdad en las contrataciones. Nos parece muy preocupante que diga abiertamente que todas las empresas públicas de Aragón puedan contratar a dedo a sus empleados. ¿Acaso insinúa Sanromán que en Walqa, Sodemasa, Suelo y Vivienda de Aragón, PLHUS, PLATEA, PLAZA, SIRASA, ARAMON, Nieve de Teruel... existen prácticas similares a las empleadas por él en GRHUSA? Sanromán explica que existe un informe técnico en la contratación de Francisco Hernando que, sin embargo, hasta la fecha no aparece por ningún lado”. Alós recuerda que la administración pública siempre hace públicos los resultados de sus pruebas de selección con los mecanismos necesarios para mantener en el anonimato la identidad de los comparecientes. “La ley es la ley —concluye—, y produce escalofríos escuchar a Sanromán cuando afirma que se puede contratar directamente y que buscará agilizar los procesos”.

El Partido Popular señala expresamente que no responsabiliza a los actuales dirigentes de UGT de las “actuaciones corruptas de alguno de sus militantes

Comentarios