Jorge Alberto Andrés, líder de la Travesía con Perros de Tiro

Barro y más barro en la tercera y decisiva etapa de la XV Travesía con Perros de Tiro de Monegros, entre Torralba de Aragón y Robres. Una etapa de 35 Kilómetros marcada por la lluvia que complicó la situación de carrera de los 39 mushers que tomaron la salida

Excelente papel el que jugaron los dos mushers que se disputan la Categoría C y, ahora ya, la clasificación general: el perdigueriense Jorge Alberto Andrés y el corredor catalán Miguel Ángel Martínez, que se movieron como pez en el agua por entre las enfangadas y arcillosas pistas de la Sierra de Alcubierre.

El primero cruzó la meta en Robres con un registro de 5h.37’34”; el segundo no empleó mucho tiempo más: 5h.38’40”. Salvo percance de última hora, la XV edición de Monegros será para uno de ellos. Con permiso de Javier Alemano, que tras dominar con holgura las dos primeras etapas, cedió ayer más de diez minutos por culpa de un inoportuno extravío en el kilómetro 24 de carrera. Le costó encontrarse y eso lo pagó caro en la clasificación general. Sólo un importante revés de los dos rivales que le anteceden en alguna de las dos etapas que se disputan mañana en Leciñena le permitirían recortar los diez minutos que les separan de ellos. Aunque en Monegros todo es posible.

Por lo demás, dos corredores abandonaron por rotura de sus karts y otros tres tiraron la toalla al encontrarse completamente desorientados. Entre estos últimos, Pedro Mas, ganador de la pasada edición en Categoría B. El bravo musher binefarense se lamentaba del traspiés, pero reconocía deportivamente que “Monegros es así, unas veces se gana y otras se pierde, y también hay que saber perder”. La dificultad a la que el barro, presente durante todo el recorrido, expuso a los corredores provocó que la línea de meta se convirtiese en la llegada al paraíso para un rosario de participantes que, prácticamente irreconocibles, la cruzaron extasiados y dispersos. Muchos se perdieron y alguno de ellos, como Fernando Pardo, ganador en 2005 de la Categoría C (karts tirados por entre 6 y 12 perros), llegó a recorrer 15 kilómetros más de los previstos, pero logró entrar a Robres finalmente. Habrá que ver si sus canes se recuperan lo suficiente como para poder disputar las dos etapas finales.

Comentarios