El Peñas Cai Huesca se queda con la miel en los labios en Plasencia

El conjunto peñista perdió por 82-78 en un partido donde después de una gran remontada el Peñas Cai Huesca igualó un marcador (75-75) en el que tenía una desventaja de 16 puntos (46-30) en el descanso. Una lástima porque la derrota deja al equipo con cinco victorias en el antepenúltimo puesto y este fin de semana algunos de los rivales directos han ganado por lo que la situación vuelve a ser complicada. Además el viernes que viene hay que recibir al líder Ciudad de La Laguna de Canarias en el Palacio de los Deportes.

Era un desplazamiento complicado, pero donde se confiaba en conseguir sorprender a un equipo que tras descender de la LEB-1 no le estaban saliendo las cosas y está lejos de los puestos altos de la tabla. El comienzo fue mejor para el Plasencia que se fue arriba en el primer cuarto, aunque un pequeño tirón del Peñas Cai Huesca dejó el electrónico en 23-21.

Los peores minutos de los de Toñín Ara se dieron en el segundo cuarto donde la ventaja se iba aumentando hasta llegarse al 46-30 al descanso que ponía las cosas muy complicadas para la segunda mitad. La salida en la reanudación tampoco ayudó puesto que fue aquí donde se llegó a la máxima con 50-33. 17 puntos que el Peñas tuvo arrestos de remontar después de un buen trabajo. Al final del tercer cuarto el resultado era de 64-48.

El último tramo del partido fue el mejor con un Peñas encorajinado y que se impuso con claridad a los extremeños que empezaron a acusar los nervios hasta llegarse al 75-75. Era el último minuto y Plasencia anotó para luego fallar Peñas y rematar desde la línea de tiros libres el triunfo el conjunto local. Eso sí, hubo polémica puesto que tras el último triple de Llorens Mons la mesa se ‘mojó’ y la daba de dos y una antideportiva y luego una técnica pusieron imposible remontar, aunque ya no quedaba tiempo para nada más y el partido finalizaba con el resultado de 82-78.

Tigert y Montañana volvieron a ser de los más destacados del equipo, bien secundados por Castelló. El resto estuvieron a nivel más flojo, incluidos los dos últimos fichajes, Iglesias y Venturini, éste último en su debut con la camiseta verdiblanca.

Ahora a pensar en el Ciudad de La Laguna de Canarias que da miedo puesto que lleva 14 partidos ganados y una sola derrota. Al Peñas le da igual esos números y tiene que pensar en sacar adelante el partido si no quiere llegar a Navidad en un puesto más que peligroso y descolgado de nuevo a la zona media de la clasificación.

Comentarios