Forcusa Huesca se quedó sin premio en Vigo

El conjunto oscense caía por 27-26 en un partido igualado y disputado que al final se decantó para el equipo local. Una derrota ante el líder de un Forcusa Huesca que sigue sin puntuar ante los equipos que figuran por arriba en la clasificación.

Los de Sergio Bebhesko sigue en la zona media y necesitan cerrar el año con victoria el sábado que viene en Huesca ante el Anaitasuna para seguir teniendo opciones de engancharse al grupo cabecero, aunque cada vez está más complicado.

No hizo un mal partido el BM Huesca, si bien en la primera mitad los gallegos tomaron una renta de dos y tres goles que tuvo que remontar Forcusa antes del descanso para llegarse con el resultado de 14-14.

En la segunda mitad las fuerzas estuvieron igualadas y se llegó al final con el marcador en empate lo que hacía que cualquiera de los dos pudiera llevarse el triunfo. Pero se repitió la historia y es que a los oscenses les cuesta mucho ganar ante rivales potentes y cualquier error se paga caro como sucedió en Vigo con un último balón que perdió Forcusa Huesca con una decisión polémica en la que los colegiados tiraron para casa y que significaba el triunfo gallego por 27-26, desperdiciando la oportunidad de haber empatado.

La nota triste fue el incidente que tuvo Pistolesi con un aficionado local que le increpó durante todo el partido e incluso llegó a escupirle y el francés reaccionó perdiendo los nervios y saltando a la grada para intentar agredir al espectador. Finalmente no sucedió nada, aunque el jugador y el aficionado acabaron en comisaría puesto que se denunciaron mutuamente y eso retraso la salida de la expedición que no abandonó tierras gallegas hasta las cinco de la tarde, cuando el partido había finalizado a las 14 horas.

Comentarios