Se acabó la racha de la SD Huesca en Tarrasa

Con un resultado excesivamente abultado de 4-1 los azulgranas ponen fin a siete jornadas sin perder. A pesar de ello, el equipo sigue en puesto de play-off en la cuarta plaza y no perdió la cara en ningún momento. El Huesca perdió la solidez defensiva de otros encuentros y al final acabó pagando los errores con los cuatro tantos encajados, todos ellos en la segunda parte.

Manolo Villanova no pudo disponer de Roberto, Edu Roldán y Sorribas, que no pudo jugar finalmente, y el equipo notó la ausencia de tres jugadores tan importantes si bien en la primera mitad estuvo bien situado sobre el campo y el Tarrasa no inquieto demasiado la portería azulgrana.

En el inicio del segundo periodo, el Tarrasa se adelantó pronto y el Huesca no se vino abajo. Todo lo contrario, a pesar de que los catalanas apretaban y Rubén Falcón se tuvo que emplear a fondo. El tanto del empate por mediación de Rigo hacía renacer las esperanzas, pero aquí estuvo la clave porque de forma inmediata el Tarrasa se adelantaba de nuevo con el 2-1 que ya ponía las cosas muy complicadas para los oscenses.

Luego llegarían los dos goles que completarían la victoria del líder por 4-1 ante un Huesca que recibió un excesivo castigo. Manolo Villanova estaba enfadado a la conclusión del choque por los fallos cometidos en defensa y es que aunque hubo alguna jugada dudosa como un posible fuera de juego en el primer tanto local, el Huesca dejó pasar una buena oportunidad de haber conseguido un resultado favorable en un campo complicado.

Viendo como ha quedado la clasificación, es para estar satisfecho que el equipo haya pasado por el campo del líder y siga entre los mejores, aunque la derrota fuera abultada. El próximo sábado se cerrará el año en Pamplona ante el Osasuna B en un partido donde el Huesca intentará conseguir un resultado positivo y recuperar la buena línea de juego.

Comentarios