La agresión a un aficionado en Vigo le puede costar caro a Pistolesi

Aunque el club cierra filas y piensa apoyar al jugador, el BM Huesca estudiará una posible sanción, si bien se va a esperar a lo que decida primero el Comité de Competición de la Federación Española de Balonmano puesto que los hechos quedaron recogidos en el acta. Está claro que la actitud de Pistolesi no gustó en el club, pero tampoco se entiende que un aficionado pueda estar increpando, insultando e incluso escupiendo a un jugador y no se haga nada por evitarlo desde el equipo local.

Pistolesi perdió los nervios y luego pidió perdón a los árbitros que por cierto sólo citan al jugador oscense como que saltó a la grada, cuando hubo varios jugadores, también locales, que participaron en la trifulca. Luego vino la denuncia en comisaría del aficionado y de Pistolesi que también denuncio por lo que además de la vía deportiva veremos como se resuelve esta situación en los juzgados para un jugador que puede pagar muy caro lo ocurrido.

Lo que parece es que si la sanción deportiva es muy grave incluso podría costarle la salida del club a Pistolesi que ya está siendo muy criticado últimamente por su rendimiento, lejos de lo esperado para un jugador de su calidad.

El Forcusa Huesca ha remitido una nota de prensa donde insiste en que no hará declaraciones sobre este asunto ante el interés despertado en algunos medios de comunicación que no siguen habitualmente al conjunto oscense y que han aprovechado la ocasión para sumarse al ‘morbo’. Lo importante es no desviar la atención y pensar que hay que ganar la Anaitasuna el próximo sábado en el Palacio de los Deportes en el último encuentro de la primera vuelta.

Comentarios