El Departamento de Medio Ambiente invertirá casi 200.000 euros en el Monumento Natural de San Juan de la Peña

2005091011 san juan de la peña.jpg

El Departamento de Medio Ambiente invertirá 197.000 euros en diversas actuaciones de conservación, mejora y divulgación del Monumento Natural de San Juan de la Peña, según el avance de presupuestos que ha presentado el director general de Medio  Natural, Alberto Contreras, en el Patronato de este espacio protegido de la Red Natural de Aragón, celebrado en Huesca. Este presupuesto supone un aumento en más de 50.000 euros con respecto a las cuentas previstas para 2006.

Entre las inversiones previstas para 2007 destacan las partidas destinadas a acciones en obras forestales e infraestructuras con una inversión de 63.000 euros y en vigilancia y mantenimiento, entre las que se encuentran los trabajos de las cuadrillas, con una inversión de 60.000 euros. Además, se ejecutarán actuaciones de señalización y uso público por 28.000 euros y el seguimiento de flora y fauna en el espacio, con una partida de 12.000 euros. El programa educativo, copatrocinado por la Obra Social y Cultural de Ibercaja, contará con un total de 19.000 euros, para las actividades del centro de interpretación de la Red Natural de Aragón, ubicado en la casa forestal, junto al Monasterio Nuevo.

En el patronato se han conocido también el estado de la ejecución de las inversiones previstas para el 2006. Entre otras actuaciones, se destinaron 109.000 euros al bacheo de la pista forestal Santa Cruz-San Indalecio y al mantenimiento y vigilancia de infraestructuras. También se mejoró la señalización, con 15.000 euros. En biodiversidad, se han continuado con los trabajos enmarcados en el Plan de Recuperación del Quebrantahuesos.

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón abrió en abril el periodo de información pública antes de la declaración del futuro Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Peña Oroel, que está previsto aprobar en los próximos meses, dentro de los proyectos de ampliación de la Red Natural de Aragón. El documento se remitió a ayuntamientos, entidades y asociaciones de ámbito territorio beneficiado, y será publicado en el Boletín Oficial de Aragón. Con este documento se establece un régimen jurídico especial de protección para los macizos de San Juan de la Peña, Peña Oroel y zonas aledañas por su elevado interés paisajístico natural y cultural. El documento ha sido elaborado con el consenso de los ayuntamientos y particulares beneficiados.

El ámbito territorial abarca una superficie total de 9.514 hectáreas, repartida entre las comarcas de Jacetania, Alto Gállego y Hoya de Huesca/Plana de Uesca, en los términos municipales de Bailo, Caldearenas, Jaca, Las Peñas de Riglos, Santa Cilia y Santa Cruz de la Serós. Todos estos municipios pasarán a ser beneficiarios de los programas de desarrollo socioeconómico que para este tipo de zonas establece el Gobierno de Aragón.

El futuro Paisaje Protegido vendrá a multiplicar casi por 35 la actual superficie protegida bajo la figura de Monumento Natural de San Juan de la Peña, que es de sólo 268 hectáreas, y que ha sido considerado como uno de los espacios naturales protegidos más emblemáticos de la Red Natural de Aragón. Con este proyecto, el nuevo espacio pasaría a ser el quinto más extenso de Aragón, después del Parque Nacional de Ordesa y de los tres Parques Naturales (Moncayo, Posets-Maladeta y Cañones y Sierra de Guara), similar en tamaño al de Moncayo.

La ampliación propuesta supone la consolidación de los objetivos de conservación de ecosistemas representativos y de valores faunísticos (en especial de aves, como el quebrantahuesos, el alimoche, águila real, buitre leonado, búho real o halcón peregrino) botánicos (abetales y endemismos de la zona) y culturales, a través de una figura de protección que compatibiliza la explotación racional de los recursos naturales presentes con la conservación del entorno, fomentando el disfrute y la educación de la sociedad, con la mayor incidencia en la población local.

San Juan de la Peña fue declarado Sitio Nacional por Real Orden de 30 de octubre de 1920, fue reclasificado como Monumento Natural en la Ley 6/1998, de 19 de mayo, de Espacios Naturales Protegidos de Aragón, protegiendo uno de los más destacados ecosistemas aragoneses de media montaña, con una densa y variada masa forestal, donde destacan los bosques bien conservados de pino silvestre y los escarpes que sirven de refugio a una importante población de rapaces rupícolas.

Comentarios