Erata y el Alto Gállego siguen en la recuperación de la ermita de la Virgen de la Collada de Biescas

La Asociación Erata de Biescas ha firmado su segundo convenio de colaboración con la Comarca del Alto Gállego por el que recibe de esta institución una aportación económica de 16.000 euros para iniciar los trabajos de rehabilitación y consolidación de la ermita de la Virgen de la Collada que se encuentra en las afueras del Barrio de San Pedro de la citada localidad.

El presidente de la Comarca, Mariano Fañanas, ha indicado que “ con esta cantidad no se va a poder recuperar esta ermita que se encuentra en un lugar muy especial para zona de recreo, por lo que se tendrá que continuar en varios años”.

José Miguel Navarro, presidente de la mencionada asociación ha manifestado “la confianza de esta institución en una asociación que lleva dos años en funcionamiento. El año pasado se consiguió una subvención de siete mil euros, que en esta ocasión se ha doblado ampliamente, y que sirvió principalmente para la limpieza del entorno y acondicionamiento de lo que quedaba del antiguo edificio que fue destruido en la guerra civil. Ahora debe iniciarse el trabajo de reconstrucción que será en diferentes fases y una vez concluido el edificio se destinará, a parte de su función religiosa, a multiusos para exposiciones o conciertos determinados”

El edificio solo tiene los muros y será necesario “la construcción de la cubierta, el proyecto de toda la rehabilitación ha sido redactado por parte de los servicios municipales del Ayuntamiento de Biescas”.

Ricardo Mur, párroco de Biescas y miembro de Erata ha precisado que “ tal y como se público en el primer número de la revista de la asociación se ha conseguido documentación fotográfica y testimonios de los propios vecinos para ser los más fieles al edificio original, que debe provenir de los siglos XVI-XVII, correspondiendo básicamente a un edificio de planta rectangular, nave única, con unas dimensiones de unos 17,5x7 metros”. Precisando que “ todo dependerá de las subvenciones que se consigan y después estará el decorar y la ornamentación del interior que no es complicada ya que la imágenes de la devoción popular ya se saben a quienes correspondían, así como su distribución”.

Comentarios