Los trabajadores de Meflur reivindican ver cumplidos sus derechos legales

200502044 meflur.JPG

A través de un comunicado, los empleados del grupo Meflur Comunicaciones han querido hacer extensiva la “lamentable situación ante el acontecimiento que se está viviendo en la empresa”. Los trabajadores denuncian no haber cobrado la nómina del mes de noviembre, sin apenas existir esperanzas de percibirla, como sucede con la paga extra de Navidad y las nóminas que en lo sucesivo se hubieran de generar. Se trata de los veinticinco trabajadores de la sociedad Meflur Xtreme Trech.

Los empleados consideran que se está cometiendo una gran injusticia contra ellos, puesto que dos empresas del grupo (Meflur Xtrme Tech y Corporación Grupo Meflur) están en concurso de acreedores, evidentemente intervenidas judicialmente, lo que significa que el dinero que pudieran tener en sus cuentas para hacer frente a sus salarios, está totalmente controlado, sin posibilidad de distracción del mismo.

Como consecuencia y teniendo en cuenta como principal prioridad el cobro de sus nóminas, los trabajadores consideran “absurdo y de una mezquindad intolerable” que se hayan embargado estas cuentas por el hecho de que, en la última operación dirigida contra el fraude del IVA a nivel nacional, a instancias de la Agencia Tributaria, por el Juzgado de Instrucción nº 5 de Málaga, se detuvieron a varias personas y sólo trascendió a la prensa el nombre del Administrador de Meflur y las iniciales de dos de sus empleados, a quienes detuvieron consiguiendo el efecto deseado; un gran circo mediático que llamara la atención de todo “espectador”. Detención, por otro lado, y según los trabajadores, desproporcionada e innecesario de acuerdo con el Artículo 520.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Los empleados señalan en el comunicado que con grandes apuros debido a las trabas impuestas por la Agencia Tributaria, los trabajadores de Corporación Grupo Meflur S.L. han podido cobrar su salario del mes de noviembre, quedando en el “aire” la nómina extra de Navidad, la correspondiente a diciembre y las sucesivas.

Los trabajadores de Meflur, reivindican que se cumplan sus derechos legales, a la vez que piden dignidad y sentido común.

Por su parte, el sindicato CC.OO. quiere mostrar su respeto a la labor de la justicia y admite que la Administración adopte, dentro de la legalidad, las medidas que procedan en defensa de sus intereses, pero no es comprensible que estas medidas se lleven a cabo en perjuicio de los trabajadores, que tienen derecho, incluso con preferencia respecto a los créditos tributarios, a que se les satisfagan sus salarios.

Según CC.OO., al haberse iniciado un procedimiento concursal, la actividad de Meflur está controlada e intervenida por los administradores concursales, de manera que los intereses de todos los acreedores, incluida la Hacienda pública, están suficientemente garantizados, circunstancia que convierte en aún más incomprensible el bloqueo de las cuentas corrientes que impide que los trabajadores puedan cobrar su salario.

Comentarios