Nonas, vísperas o goles

Cristina Pérez Diego¡¡Alabado sea dios!!; lo que nos faltaba hermana Esperanza...y el convento se revoluciona pensando en que, si el Vaticano decide tener equipo de fútbol y disputar partidos con los grandes, deberán de trastocar la disciplina conventual . Asistir a través de la radio o de la tele a los encuentros del Vaticano C.F . (o como se llame), supondrá, además ,desviar cautamente alguna oración para la noble causa del balón pie a la que, parece, ahora quiere sumarse la Ciudad del Vaticano.

La hermana Esperanza, que hace más de 20 años que no ve un partido de fútbol, se pregunta bajo esa mirada de mujer inocente en clausura , si esto será una estrategia del pontífice para acaparar nuevas vocaciones. Si no funciona por la via religiosa, probemos por la via del astro rey que, también en el clero, levanta pasiones.

Luego estará la mano izquierda de los jugadores, porque claro si Maradona tenía linea directa con dios e incluso lo hicieron de nacionalidad argentina…qué no pasará si los que vistan las camisetas blancas y amarillas, ponen al señor en un brete y lo hacen definirse .

En fin, Sor Esperanza , que la cosa promete. Ver el paisaje en las gradas en un partido del Vaticano , comprobar cómo reaccionan los jugadores ante una injusticia arbitral, comprobar si el minuto de antes de salir en el vestuario se reza una plegaria o se ponen velas a San Antonio. Conocer cómo será el pago a los fichajes. Porque los jugadores podrán ser componentes de la guardia suiza, religiosos, trabajadores de los museos del vaticano…en fin Sor Esperanza que la liga internacional prometerá cuando el Vaticano C.F, decida acercarse un poco más al mundo vestido de corto.

Sor esperanza vaya pensado en si nonas o vísperas…alguna tendrán que saltarse el día que toque partido…todo sea por la afición.

Comentarios