La operación"Rufo" se cierra con 5 detenidos por robo de perros de caza

En la denominada “Operación Rufo” realizada por la Guardia Civil, han sido intervenidos un total de 84 perros de caza de diferentes razas, dedicados a la actividad cinegética tanto en la modalidad de pelo como de pluma.

La Guardia Civil, en la denominada operación “RUFO”, desarrollada en las provincias de Huesca, Lleida y Barcelona, ha procedido a la detención de 5 individuos como presuntos autores de hurto y receptación de perros de caza y se han incautado un total de 84 perros de caza de procedencia ilegal.

Las investigaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento, mediante una denuncia, de la sustracción de 2 perros valorados en 4.000 euros.

Posteriormente, a los 60 días los perros sustraídos volvieron a la perrera portando collares distintos a los que le fueron puestos por el empleado, comprobándose por el microchip implantado a los mismos que eran propiedad del denunciante.

Continuando con las investigaciones el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Huesca, localizo en la localidad de Altorricón (Huesca) un núcleo zoológico no autorizado en cuyo interior se hallaban 84 perros de caza de distintas razas.

Todos los perros tenían en común la dedicación a la actividad cinegética tanto en la modalidad de pelo como de pluma.

Por tales motivos, la Guardia Civil procedió al reconocimiento mediante el microchip que tenían implantados algunos de los perros, pudiendo ser identificados 29 de los animales, quedando 55 de ellos sin identificar.

Por tales motivos la Guardia Civil procedió a la detención de C.R.P., vecino de Altorricón (Huesca), J.J.R.G., vecino de Monzón (Huesca), L.T.A. vecino de Marcovau-Foradada (Lérida), A.M.G., vecino de Artesa de Segre (Lérida) y M.R.L. vecino de Rubí (Barcelona).

Los perros se encuentran depositados a disposición judicial en el mismo núcleo cinológico intervenido al propietario. Algunos de los animales han sido devueltos a sus propietarios quedando el resto a expensas de que sus dueños se pongan en contacto con el SEPRONA de la Guardia Civil de Huesca para proceder a su devolución.

Las personas que poseían perros que hayan desaparecido o que se los hayan sustraído, pueden ponerse en contacto con la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, teléfono 974.-21.03.42 –Sección Seprona- y previa acreditación suficiente identificar a sus animales para su devolución.

Comentarios