Cartas al Director: Bicicletas y Huesca

Alberto Romeo Inglán

He ido en bicicleta por Huesca durante años: al colegio, instituto, trabajo, de excursión, y casi todos los sitios. Pero cada día que cojo mi bici y pedaleo por Huesca es una nueva aventura.

Me puedo encontrar con: firmes destartalados, baches, socavones y demás obstáculos (alcantarillados desajustados, vallas, pivotes). Tráfico enmarañado y mucho más según a que horas y en el centro, complicándolo más los coches mal aparcados, dobles filas incluidas, vehículos de reparto con problemas para aparcar y que dificultan el tráfico fluido, ahora pasos elevados en los pasos de cebra. Existen policías locales en otras ciudades con unidades específicas para mejorar la fluidez del tráfico (como en Vigo), sería una medida bastante eficaz para que no se infrinja el código de circulación tan campantemente, y se fastidie a peatones y ciclistas.

Y a demás si me planteo ir por los carriles bici: estos existen pero son incompletos y hay que combinarlos con aceras y calzadas para llegar a tu destino, si no hablamos que algunos ya se están deteriorando. Ningún plan existe que contenga un recorrido amplio, y ampliable, por todo el perímetro de la ciudad, al menos, y que conceda al centro zonas peatonales en las que se pueda combinar el tráfico de bicicletas con el peatonal. Modelos de las ciudades como León, o Vitoria serían buenos ejemplos, por no solo buscar soluciones en nuestros propios cajones, tan habitual en Huesca. Y no será la primera vez que se piense en peatonalizar los cosos, y por consecuencia la mayor parte del Casco Antiguo.

A demás hay múltiples ejemplos de combinar tráfico a motor con el ciclista y peatonal. En el que se imponen políticas de préstamo o alquiler municipal a bajo precio de bicicletas, medida más que eficaz para descongestionar de coches un centro innecesariamente saturado de coches, furgonetas, vehículos y material de obra “aparcados”, etc.

Solo decir que ¿hasta cuando vamos a tener que aguantar una ciudad que afeada y poco pensada para el turismo y sus habitantes, una ciudad en la que solo se ven coches y socavones?, ¿esto es lo que queremos todos?

Comentarios