Cáritas centra su campaña de Navidad en el derecho a una vivienda digna

Cáritas denuncia los problemas de acceso a la vivienda digna de numerosas familias y colectivos sociales, un problema que se agrava con las condiciones del mercado inmobiliario. Cáritas reclama a las administraciones públicas -local y autonómica en nuestro caso- que impulsen ofertas de viviendas sociales de alquiler para estas personas. El derecho a la vivienda digna es el tema de la campaña de Navidad de Cáritas. La institución eclesial hace hincapié en el derecho a disponer de vivienda de los colectivos más vulnerables y empobrecidos. Forma parte de una campaña más amplia, de dos años de duración, que lleva el siguiente lema: “Los derechos humanos son universales; las oportunidades deberían serlo”.

La campaña sobre la vivienda, que se desarrolla en las 68 cáritas diocesanas de España tiene cinco objetivos.

Promover el acceso a una vivienda digna como derecho constitucional.

Solicitar el compromiso de las administraciones locales y autonómica para la creación de una oferta seria y efectiva de viviendas sociales de alquiler destinada a los sectores más vulnerables y empobrecidos.

Colaborar en la sensibilización para frenar y controlar el peso desmesurado de los intereses de los empresarios de la construcción y en la toma de conciencia sobre las nefastas consecuencias de considerar la vivienda no como un derecho sino como una inversión especulativa.

Impulsar entre la comunidad cristiana iniciativas de solidaridad de alquileres asequibles para quienes más dificultades de acceso a la vivienda tienen.

Pedir mejoras en las condiciones de habitabilidad de las viviendas antiguas situadas en los centros históricos y casos antiguos de nuestra ciudad y localidades del territorio diocesano, viviendas generalmente ocupadas por personas mayores y por población de escasos recursos.

Para la campaña de Navidad, Cáritas ha editado material para el trabajo en las comunidades parroquiales y los centros escolares.

Inmigrantes recién llegados o indocumentados, quienes carecen de recursos suficientes, jóvenes, minorías étnicas, mujeres con cargas familiares, familias con recursos escasos son los que padecen este problema en sus diferentes variantes: “infravivienda”, imposibilidad de acceso a alquileres o compra incluso de VPO o escasos recursos para mantener en buen estado las viviendas.

Estos problemas se dan en nuestra sociedad oscense, como puede comprobar Cáritas Diocesana en sus servicios.

La campaña navideña se inscribe en una campaña más amplia, de dos años de duración, que tiene como objeto los derechos humanos y como objetivo, su cumplimiento efectivo. Si en este tiempo se hace hincapié en el derecho a la vivienda digna, en el Corpus de 2007 se podrán la atención en el derecho a la Educación; en Navidad de 2007, en el derecho a la Salud y en el Corpus de 2008, en la Igualdad de Oportunidades.

Comentarios