La Orquesta Barroca de Sevilla se fija en la soprano montisonense María Eugenia Boix

En su segundo año como estudiante de Grado Superior de Canto en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca, María Eugenia Boix está inmersa en numerosos proyectos musicales. El próximo reto para la cantante, que se confiesa amante de la música antigua, es interpretar el papel de Belinda en la ópera Dido y Eneas con la Orquesta Barroca de Sevilla, que se ha fijado en la soprano montisonense para interpretar uno de los papeles principales de esta obra.

La cantante se encuentra especialmente motivada ante esta oportunidad de interpretar uno de los papeles más destacados de la ópera de Purcell con la Orquesta Sevillana dirigida por Mónica Huggett . La compañía realizará dos funciones en el Teatro de la Maestranza los días 20 y 21 de enero.

María Eugenia Boix ha realizado recientemente una gira por veintidós teatros de toda España con “El Rey que rabió” y la compañía de ópera y zarzuela Intermezzo y Ópera 2001; una experiencia muy enriquecedora, a la vez que agotadora, como reconoce la cantante.

María Eugenia tiene muy claro que en el futuro desea seguir haciendo lo que más le llena; “seguir conociendo mucha música, cantando y aprendiendo”, y no descarta poder dedicarse a la docencia.

María Eugenia Boix ofrece asimismo conciertos de cámara y colabora con diferentes agrupaciones, como el Coro Amici Musicae del Auditorio de Zaragoza, Academia de Música Antigua de la Universidad de Salamanca y el grupo Ensemble XXI, formado en el Conservatorio Profesional de Música de Monzón, dirigida por José Antonio Chic, en la que la voz de la cantante aparece en los dos últimos discos.

El 25 de febrero, María Eugenia volverá a subir al escenario del Auditorio San Francisco de Monzón, acompañada por el pianista Alfons Escué.

Comentarios