A pesar de la poca nieve, la afluencia de esquiadores a las estaciones puede considerarse aceptable

esquiadores

Las estaciones de esquí alpino de Aragón, ofertan estos días 66 kilómetros de zona esquiable, que supone el 20% del total de superpie esquiable de los centros invernales de nuestra comunidad autónoma. Estos días, a pesar de la precariedad con la que están funcionando las estaciones, la afluencia de esquiadores a las pistas puede considerarse buena.

En un día normal de Navidad, con todos los remontes y pistas en funcionamiento, cada estación por término medio solía recibir entre 7.000 y 8.000 esquiadores. Estos días las estaciones están recibiendo en torno a 3.000 esquiadores. Esta cifra puede considerarse como buena, teniendo en cuenta que sólo está abierta el 20% de la zona esquiable.

Las condiciones para esquiar son muy buenas, con cielo despejado y temperaturas que a primeras horas oscilan entre 0 y menos 3 grados. El problema es la falta de nieve natural, ya que sólo nevaba una pequeña cantidad entre el 6 y el 8 de diciembre. Desde entonces ha lucido el sol, las temperaturas por la noche son bajas y no hemos tenido precipitaciones.

Como novedades, en las últimas horas la estación de Formigal ponía en funcionamiento la nueva telesilla de seis plazas “Espelunciecha”, que se encuentra en la zona del Portalet. Tiene una longitud de 1.908 metros, un desnivel de 435 metros y una capacidad de 3.000 personas hora. Por otro lado, la estación de Cerler ha puesto en funcionamiento el Telesilla Rincón del Cielo.

De cara a este final de año, la estación de Astún está abierta con 4 kilómetros esquiables, Candanchú con 6 kilómetros, Cerler, que es la que mejores condiciones tiene funciona con 26 kilómetros, Formigal con 12 kilómetros, Panticosa con 7 kilómetros y en la provincia de Teruel, Javalambre y Valdelinares están con 5 kilómetros cada estación.

La predicción anuncia que de cara al final de año se acerca un frente que podría dejar precipitaciones en las estaciones. De momento para las próximas 24 horas no se prevén cambios significativos. Las bajas temperaturas han permitido que se pueda seguir fabricando nieve artificial.

Para el sector de la hostelería esta semana de la navidad no ha sido buena ya que se han producido muchas anulaciones, Para la próxima semana hay muchas reservas, que esperan que no sean anuladas.

Comentarios