Organizaciones empresariales, sindicales, UPTA y FACTA impulsarán planes de formación continua con el Gobierno de Aragón

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, acompañado por la directora-gerente del Instituto Aragonés de Empleo, Ana Bermúdez, ha firmado seis contratos programa con diversos agentes económicos y sociales para impulsar diversos planes de formación continua, que tienen una duración de dos años. La firma ha contado con la presencia de Jesús Morte, presidente de CREA, Aurelio López de Hita, presidente de CEPYME, Julián Lóriz, secretario general de UGT, Julián Buey, secretario regional de CCOO, Antonio Gracia, presidente de FACTA (Federación Aragonesa de Cooperativas de Trabajo Asociado), y Álvaro Bajén, responsable de UPTA (Asociación de Autónomos de Aragón).

 

Los contratos programa firmados y, por valor de 3.600.000 euros, un 8% más que en el ejercicio anterior, tienen por objeto la formación de los trabajadores en competencias transversales y horizontales válidas para cualquier sector y son gestionados por CREA, CEPYME, UGT y Comisiones Obreras. Hay otros contratos de economía social y autónomos, gestionados por FACTA y UPTA, que están dirigidos a la formación intersectorial para trabajadores y socios trabajadores de cooperativas, sociedades laborales y otras entidades de economía social y autónomos.

 

La colaboración que se ha venido estableciendo entre el Gobierno de Aragón y los agentes económicos y sociales ha permitido, en palabras de Alberto Larraz, “conocer las necesidades y expectativas de las empresas y los trabajadores relacionadas con la formación para que el Instituto Aragonés de Empleo gestione sus recursos de manera adecuada a estas necesidades”.

 

En los contratos sucritos, cada entidad se compromete a realizar formación a un porcentaje determinado de mujeres que oscila entre el 38% y el 53% para favorecer la cualificación de las mujeres y su estabilidad en la actividad, una medida de acción positiva ya que dentro de los trabajadores ocupados, las mujeres son las que tienen una menor tasa de participación.

Los cursos están dirigidos a todos los sectores y abarcan multitud de temas: Excel, Word y todo tipo de cursos relacionados con la informática, pasando por la formación como gestor ambiental, interpretación de planos o técnico de calidad, entre otros. La duración de los cursos oscila entre 20 y 300 horas aunque la media se sitúa en torno a 60 horas.

 

La formación profesional continua tiene por objeto la formación permanente y el reciclaje de los trabajadores ocupados. Se trata de un tipo de formación permanente, dado que incluye formación para la cualificación, el reciclaje, la promoción, el cambio de empresa& Se trata, al mismo tiempo, de un instrumento imprescindible para aumentar la competitividad de las empresas además de un factor de promoción e integración social de los trabajadores y reconocimiento de su cualificación.

 

Desde 1993, la formación y el reciclaje de los trabajadores ocupados se han venido regulando a través de Acuerdos Nacionales de Formación Continua suscritos entre las organizaciones empresariales y sindicales más representativas y entre éstas y el Gobierno. El modelo de gestión hasta ahora desarrollado se ha basado en la concertación social y el desarrollo de instituciones paritarias sectoriales y territoriales que han contribuido a mejorar las relaciones de los agentes sociales entre sí y de éstos con el Gobierno. Solo desde el año 2004, Aragón tiene transferida la gestión de la formación continua y a partir de ese momento se ha responsabilizado, por una parte, de dirigir los recursos formativos hacia los sectores con mayor incidencia en la Comunidad y por otra, de implicar a las organizaciones empresariales y sindicales de la propia Comunidad Autónoma en su gestión.

Comentarios