Fallece el Cardenal Javierre

Antonio María Javierre

El funeral por el Cardenal Javierre tendrá lugar este viernes en Roma, asistirán el Obispo de Huesca, Jesús Sanz, la alcadesa de Siétamo, Marina Viñuales, el párroco de Siétamo, Nicolás López, el párroco de Mª Auxiliadora, el salesiano José Sorando, y el sacerdote natural de Siétamo, José Mª Cabrero. El cardenal oscense Antonio María Javierre Ortas, nacido en Siétamo hace 86 años, fallecía en la mañana de este jueves en Roma, víctima de un infarto. Su salud era frágil en los últimos tiempos. Este miércoles ofició su última misa, en honor a San Juan Bosco, fundador de la orden Salesiana a la que él pertenecía. Fue creado Cardenal por Juan Pablo II el 28 de junio de 1988. Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Santos, era uno de los tres cardenales españoles de la Curia Vaticana.

Audio sin título

El Obispo de Huesca, Jesús Sanz, recordaba que sólo lo trató una vez, cuando realizó la Visita ad Límina, al Papa Juan Pablo II en 2005. Entonces, el cardenal Javierre demostró tener una gran querencia y muchos recuerdos por su tierra.

La directora de Cáritas, Pilar Polo, lo conoció durante sus años universitarios en Roma, donde llegó incluso a ser su confesor. Lo recuerda como una persona sencilla, comprometida, muy inteligente y muy apegado a los salesianos y al Alto Aragón.

Antonio María Javierre Ortas nació en Siétamo el 21 de febrero de 1921. Fue ordenado sacerdote el 24 de abril de 1949, y Obispo en la Catedral de Huesca el 29 de junio de 1976. El Papa Juan Pablo II lo creó Cardenal el 28 de junio de 1988. Sus funerales se celebrarán este viernes en Roma, y serán presididos muy probablemente por el Papa Benedicto XVI. El miércoles 7 de febrero, la Catedral de Huesca acogerá una misa funeral, a las 6 de la tarde, presidida por el Obispo de Huesca, Jesús Sanz.

Tras celebrar ayer misa en honor a San Juan Bosco, confesó a las monjas que lo cuidaban que se encontraba muy mal. Desde hacía años, padecía una enfermedad de riñón, que le obligaba a realizar diálisis varias veces por semana. De su fallecimiento fue informado inmediatamente el Cardenal Secretario de Estado Vaticano, Tarsicio Bertone, salesiano como él, quien a su vez transmitió la noticia al Papa.

BIOGRAFÍA DEL CARDENAL JAVIERRE

Educación: Antonio María Javierre ingresó en la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco en 1940. Estudió en las casas de estudios salesianas en Huesca, Zaragoza y Barcelona (estudios medios); Gerona, Barcelona y Salamanca (filosofía); y en Salamanca, Roma, Italia y Lovaina (Bélgica), (doctorado en teología).

Sacerdocio: Fue ordenado sacerdote el 24 de abril de 1941. Miembro de la facultad del Pontificio Ateneo Salesiano, en Turín, de 1951 a 1965; después, fue transferido a Roma a la Pontificia Universidad Salesiana, de 1965 a 1976; en ella fue decano de la facultad de teología fundamental, de 1959 a 1971; rector magnífico, de 1971 a 1979. Asistió al Concilio Vaticano II, de 1962 a 1965, como perito del episcopado español. Participó en numerosos congresos internacionales de teología. Fue co-fundador y secretario general del Simposio de Teología Fundamental, en Louvain Gazzada. Miembro del Departamento de Fe y Constitución, del Consejo Ecuménico de Iglesias; participó en sus conferencias mundiales en París, Ginebra, Utrecht y Heraclion. Director de ejercicios espirituales de la Curia Romana en el Vaticano.

Episcopado: Elegido Arzobispo titular de Meta y nombrado secretario de la S. C. para la Educación Católica, el 20 de mayo de 1976. Fue consagrado Obispo el 29 de junio de 1976, en Huesca, por el Cardenal Vicente Enrique Tarancón, Arzobispo de Madrid. Asistió a la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Puebla, México, del 27 de enero al 13 de febrero de 1979.

Cardenalato: Creado Cardenal diácono el 28 de junio de 1988; recibió la birreta roja y la diaconía de S. María Liberatrice a Monte Testaccio. Nombrado bibliotecario y archivista de la Santa Iglesia Romana, el 1 de julio de 1988. Enviado especial del Papa a la clausura de las celebraciones por el IV centenario de la muerte de San Juan de la Cruz, el 15 de diciembre de 1991, en Ubeda, España.

Nombrado Prefecto de Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el 24 de enero de 1992. Asistió a la Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, Ciudad del Vaticano, del 10 de abril al 8 de mayo de 1994; a la IX Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en la Ciudad Vaticana, del 2 al 29 de octubre de 1994. Renunció a la prefectura, el 21 de junio de 1996. Enviado especial del Papa al VI Congreso Eucarístico Mariano Bolivariano, del 7 al 12 de octubre de 1997, en Cochabamba, Bolivia. Optó por el orden de los cardenales presbíteros y su diaconía fue elevada, pro illa vice, a título, el 9 de enero de 1999. Perdió el derecho a participar en el cónclave cuando cumplió los 80 años de edad, el 21 de febrero de 2001.