José María Ballabriga, premio a los Valores Humanos en la Fiesta del Deporte de Huesca

José María Ballabriga

José María Ballabriga Chapullé, un veterano deportista oscense de 83 años, nació el 30 de abril de 1923 en el Callejón del Sobrarbe, ha sido distinguido por la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca el Premio a los Valores Humanos en el Deporte, con motivo de la próxima Fiesta del Deporte Local de Huesca, que organiza el Patronato Municipal de Deportes.

José María Ballabriga inicio su dilata vida deportiva a través del baloncesto, al incorporarse en edad juvenil a la S.D. Huesca que militaba en la primera Nacional del basket español, enfrentándose en varias ocasiones al Real Madrid, C.F. Barcelona, Juventud de Badalona, Helios de Zaragoza, etc., equipos punteros del deporte de la canasta en nuestro país. Su mayor éxito jugando con el equipo de baloncesto de Huesca, llego en 1944, cuando solo tenía 21 años, al proclamarse con su equipo Campeón de España en la final disputada en Santander.

Unos años más tarde compagino el baloncesto con el Fútbol, tanto en la doble faceta de jugador como de entrenador. Se inicio en el Labat S.A., jugando y entrenando muchas tardes en la Plaza de Santa Clara, hasta que paso al Lamusa donde jugo algunos partidos hasta que dejo de ser jugador para dedicarse única y exclusivamente a ejercer las tareas de entrenador.

Fue una larga etapa, cercana a los 20 años en la que el Lamusa de la mano de Ballabriga fue una autentica Escuela de futbolistas para el Huesca y el fútbol aragonés en general. Ballabriga y el Lamusa fueron asiduos durante del campo de San Jorge de Educación y Descanso, surgiendo de esta etapa una gran cantidad de jugadores como Eloy Abarca, Bachero, Valentín, Hermanos Trallero, Fondevila, Puertotas, Quique, Zamora,, Atares, Lacruz, Pedro, Chote, Val y un largo etcétera que aun tendría su continuidad años después cuando Ballabriga aceptando una invitación del salesiano padre Jesús Domeño, paso a llevar y también entrenar al Boscos. Igualmente aporto sus conocimientos técnicos al C.F. Cale que disputaba sus partidos en el viejo campo de la Residencia.

Superada la barrera de los 65 años, José María Ballabriga dejo los banquillos, aunque sin apartarse del mundo del fútbol siendo habitual verle en el campo del Alcoraz, en el de San Jorge y hasta su desaparición en los campos de la Residencia, del Seminario y del Eventual. De esta larga etapa de su intervención directa en el baloncesto y el fútbol de Huesca, Ballabriga, dejo un reguero enorme de amigos dada su forma de ser y tratar a los jugadores que tuvo consigo en los diferentes equipos. Fue famosa su filosofía-táctica de “las tres C”: Casta, Corazón y Coraje.

Por todas estas razones la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa Deportiva de Huesca, con el refrendo de la Asamblea General, acordó conceder su Premio a los Valores Humanos, a José Maria Ballabriga, el cual se le entregara en el transcurso de la próxima Fiesta del Deporte Local de Huesca.