Barbastro celebra la Feria de la Candelera

Este viernes la ciudad de Barbastro mantiene cuatrocientos noventa y cinco años de historia ininterrumpida con la celebración de la tradicional Feria de la Candelera. Los orígenes datan del 22 de septiembre de 1512 cuando la Reina Doña Germana de Foix, segunda esposa de Fernando El Católico, concedía el privilegio a la ciudad de Barbastro para que celebrara una feria duradera doce días antes y otros tantos después de la Purificación de Nuestra Señora. En la actualidad ha quedado reducida solamente al dos de febrero.

Más de doscientos cincuenta feriantes han formalizado la inscripción para participar en esta nueva edición. La feria se desarrollará entre el Paseo del Coso, Corona de Aragón, plaza del Mercado y plaza Diputación. Se trata de una jornada especial que se viene celebrando de forma ininterrumpida desde hace 495 años. Una cita que ha sufrido una notable evolución a lo largo de los años, si bien todavía conserva aspectos tradicionales de la época. El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, describe la Feria de la Candelera como la feria por excelencia de la Ciudad del Vero.

Desde los embutidos de Graus, pasando por los mejores quesos del Pirineo, hasta los embutidos de Castilla León, Andalucía y Extremadura. Un amplio surtido alimentario y artesanal que se completa con una gran variedad de objetos y vestimenta, sin olvidar el tradicional puesto de árboles de diferentes especies que se convierte en un atractivo más para aquellos que durante esta jornada se acercan hasta la feria. El certamen interregional de quesería es una de las novedades destacadas con la participación de queseros de la zona norte de España y del Sur de Francia, según explica Santiago Lisa, responsable del certamen