El espectáculo de la Vuelta a España estará en Huesca el 9 de septiembre

En esa jornada saldrá de la capital oscense la novena etapa de la 62 edición de la ronda española. Ayuntamiento de Huesca y Unipublic, organizadora de la Vuelta, han firmado el convenio por el que la ciudad paga 17.275 € a la organización para acoger este evento que levanta mucha expectación y que tendrá protagonismo el 9 de septiembre en tierras altoaragonesas con la salida desde Huesca y la llegada a la estación de Aramón Cerler.

El acuerdo firmado por Ignacio Ayuso, director general de Unipublic, y el alcalde de Huesca, Fernando Elboj, recoge diferentes cláusulas para la instalación y montaje de toda la infraestructura de vallas en la línea de salida que se ubicará junto al Palacio de los Deportes, además de la caravana publicitaria que acompaña al inicio de cada etapa. Dentro del acuerdo también se incluyen las medidas de seguridad y diferentes aspectos de invitaciones y colocación de publicidad institucional, espacio necesario etc.

La salida será en la calle Ingeniero Pano y de allí se establecerá un recorrido por las calles de Huesca antes de abandonar la ciudad para que los oscenses puedan ver el paso de los ciclistas. Luego ya dará comienzo la etapa en la que pueden estar ya en juego muchas cosas puesto que no hay demasiadas etapas de montaña en esta edición y los escaladores querrán aprovechar cualquier oportunidad para meter tiempo a sus rivales.

Huesca será de nuevo salida de etapa algo que no sucede desde el año 2003 que se partió de la capital oscense con destino a Cauterest. Es la sexta ocasión que la ronda española sale de Huesca. La primera vez fue en el año 1942 con llegada a San Sebastián. Luego en los años 57, 66, 99 la Vuelta Ciclista a España también estuvo en Huesca. En cuanto a Cerler la última llegada fue en el año 2005. Además se trata de un jornada de domingo por lo que el número de espectadores en televisión también aumenta con la consiguiente promoción que tendrá Huesca en ese día.

En cuanto al recorrido, la primera dificultad montañosa de la jornada la encontrarán los ciclistas a poco más de 26 kilómetros de la salida oscense: el puerto de Monrepós, de segunda categoría. En los 174 kilómetros de ruta habrán de superar otros dos puertos de segunda, el del Serrablo y el de la Foradada, antes de comenzar la ascensión a la Estación de Esquí de Cerler, puerto de categoría especial.

Comentarios