El volumen de actividad de Ibercaja creció por encima del 25%

En el segundo año de vigencia del Plan Estratégico 2005-2007, Ibercaja ha superado de nuevo los objetivos de crecimiento que en él se establecían a fin de elevar su participación en el mercado nacional. Un incremento del volumen de actividad del 25,69%, resultado de unos aumentos del 23,34% del crédito y del 27,23% de los recursos de clientes, la apertura de 50 oficinas de las previstas en el Plan y un crecimiento de los resultados antes de impuestos del 20,04% son algunas de las cifras más relevantes del ejercicio 2005.

Así lo han expuesto el presidente y el director general de la Entidad, Amado Franco Lahoz y José Luis Aguirre Loaso, en la rueda de prensa previa a la Convención de directivos de Ibercaja celebrada este sábado en el Auditorio de Zaragoza.

En su intervención, el presidente se congratuló del ritmo del crecimiento experimentado y de cómo las previsiones del Plan Estratégico han sido superadas, en un ejercicio en el que Ibercaja ha cumplido su objetivo de estar en todas las provincias españolas, tras abrir en diciembre las últimas cuatro provincias pendientes.

A su vez, el director general expuso los resultados del ejercicio, que ya se presentaron la semana pasada al Consejo de Administración, y en los que se refleja que el volumen de la actividad ha alcanzado este año los 69.613 millones de euros, entre recursos de clientes e inversiones crediticias, una cifra que, con todo el año por delante, está muy cerca de los 72.000 millones que prevé el Plan para finales de 2007.

Ibercaja ya está en toda España y tiene 1.039 oficinas

Asimismo, ha explicado que, a lo largo del año, Ibercaja ha abierto 50 nuevas oficinas, que suman ya 114 desde que arrancó el plan Estratégico y que suponen el 76% de las previstas en ese documento. Así, son ya 1.039 las oficinas a través de las que la Entidad está presente en 666 municipios de 50 provincias españolas, en las 17 comunidades autónomas, ya que el pasado diciembre se abrieron San Sebastián, Lugo, Segovia y Zamora. A estas aperturas se unirán otras 36durante 2007, alcanzándose un número de 150, el 100% de las previstas en el Plan.

Según las cifras expuestas por el director, el crédito a clientes ha experimentado una importante expansión, que se cifra en un aumento de 5.125 millones de euros, el 23.34%, de forma que la cartera asciende a fin de año a 27.080 millones. Esta respuesta a la demanda de crédito del mercado y a las necesidades financieras de los ahorradores van a suponer para Ibercaja un aumento de cuota en los mercados nacionales de crédito y recursos.

Asimismo, los recursos de clientes se han cifrado en 2006 en 42.533 millones de euros, con un incremento del 27,23%, 9.102 millones en términos absolutos. De estos recursos, los fondos de inversión alcanzan en Ibercaja los 6.082 millones de euros, lo que mantiene a la Entidad en la décima posición en el ranking entre las gestoras de fondos de nuestro sistema, con un crecimiento desde diciembre muy superior al del conjunto de entidades, ya que Ibercaja ha crecido el 11,5% mientras el sector lo ha hecho al 3.5%.En planes de pensiones individuales y de empleo Ibercaja está en sexto lugar, que en el caso concreto de empleo es el cuarto. Asimismo, en Banca Seguros ha mejorado la posición en los ránking al haber finalizado 2006, en primas, los segundos del sistema.

Crecimiento en todos los márgenes

Esta mejora en las cuotas en fondos de inversión, pensiones y bancaseguros plasman la diversificación de las fuentes de negocio prevista en el Plan. Asimismo, ha habido un importante crecimiento en todos los márgenes de la cuenta de resultados.

Por otro lado, fruto de la constante revisión de los sistemas de concesión, seguimiento y recuperación de las operaciones de crédito, los saldos de operaciones morosas se han reducido y el índice de morosidad ha pasado a ser del 0,50%, cifra significativamente más reducida que la que corresponde al sector y un 0,05 menor que el año anterior.

La expansión del volumen de negocio, tanto en la red de oficinas como en otras actividades de diversificación del balance, ha hecho posible un crecimiento del margen de intermediación del Grupo del 13,95%, a pesar del constante estrechamiento de los márgenes de los productos financieros, del crédito y de los servicios que se produce en un mercado tan competido como el financiero, y en el que los tipos de interés se mantienen en niveles relativamente reducidos.

La positiva aportación de los resultados de operaciones financieras en este año y el crecimiento de los gastos de explotación en una proporción inferior a la de los ingresos, absorbiendo los costes iniciales del importante proyecto de expansión de la red, han propiciado un crecimiento del margen de explotación del 18,98% y una mejora en los índices de eficiencia; el citado margen ha ascendido a 415,75 millones de euros durante el ejercicio. Los beneficios después de impuestos han sido de 238,2 millones de euros y se han incrementado en el 19,10% respecto a los generados en el año 2005.

Convención de directivos

Ibercaja celebra esta mañana su Convención de Directivos, en la que el director general, José Luis Aguirre, ha expuesto ante los directores de las 1.039 oficinas de la Entidad y los Servicios Centrales los resultados del segundo año del Plan Estratégico, los logros conseguidos y los retos pendientes. Aguirre ha agradecido a la plantilla, que este año ha crecido en 397 contratos indefinidos, el esfuerzo realizado y les ha animado a continuar así en 2007, un año en el que se quiere profundizar en la diversificación de las fuentes de negocio con el asentamiento de estrategias como el Proyecto de Empresas o la financiera Celeris.

El director general destacó que 2006 ha cubierto también las expectativas previstas en cuanto crecimiento equilibrado y rentable en un año de gran competencia en el sector (en España se abrieron unas 1.200 oficinas) y en el que cada vez se equipara más el peso de la zona tradicional de Ibercaja con las zonas de expansión.

El presidente, en su intervención ante los empleados, dijo que la Caja ha cubierto brillantemente su plan de expansión y que ahora, sin dejar de crecer geográficamente, se trata de que la fortaleza de siempre de Ibercaja se mantenga en sus pilares básicos: solvencia, medición de riesgos y diversificación. Sobre el horizonte inmediato, el presidente explicó que el mercado de la vivienda y el consumo de las familias entrará en una fase de desaceleración, aunque moderada. En ese marco, la Caja tiene que apostar por otros segmentos, como ya está haciendo, como son la financiación de obras civiles o el negocio con empresas.

También ha incidido el papel de la Obra Social y Cultural, a la que en 2006 se destinaron 51,5 millones de euros en toda España. Entre sus hitos, valga destacar la convocatoria de ayudas que selección 58 proyectos asistenciales y 6 proyectos medioambientales; los programas didácticos, que han llegado a 500.000 escolares, los convenios con universidades para proyectos de investigación y la exhibición de exposiciones en 12 provin