"Pelotazo urbanístico" en Barbastro: Aliaga da el tema por zanjado; el PP "apunta" a Antonio Cosculluela

20021223alcalde gustavo.jpg

El cese de Javier Blecua como consejero delegado de Aramón no ha contentado a todos. El consejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, que también es vicepresidente del consejo de administración de Aramón, da la polémica por zanjada. Sin embargo, el presidente del Partido Popular en Aragón, Gustavo Alcalde, ha asegurado este lunes en declaraciones a la Cadena SER en Aragón que el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, todavía "tiene muchas cosas que aclarar". El Comité de Dirección Provincial del Partido Popular de Huesca considera que "el cese de Blecua es un reconocimiento implícito de la existencia de irregularidades que debería abrir el proceso de responsabilidades políticas". El PP emplaza a José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español, a aplicar en Barbastro su compromiso público contra la corrupción.

Audio sin título

Arturo Aliaga ha evitado expresar su opinión personal sobre la compra por parte del Ayuntamiento de Barbastro de unos terrenos a Javier Blecua. Sólo espera que el cese de Javier Blecua como consejero delegado no suponga un problema en el proyecto de Aramón. Aliaga da el asunto por zanjado.

Por su parte, Gustavo Alcalde ha recordado que los 300.000 euros con los que el Ayuntamiento de Barbastro compró unos suelos industriales a Javier Blecua eran dinero público de todos los aragoneses. El consistorio había recibido una subvención del Gobierno de Aragón.

Esa finca, según el presidente del PP en Aragón, se podía haber comprado por diez veces menos si el Ayuntamiento de Barbastro hubiese negociado directamente con los primeros propietarios del terreno. El hasta ahora consejero delegado de Aramón compró esos terrenos para venderlos poco después por 300.000 euros.Eso sí, Gustavo Alcalde ha felicitado a la empresa Aramón por su "rápida decisión" de cesar a Javier Blecua como consejero delegado.

Blecua exponía este domingo en un consejo extraordinario a los directivos del Gobierno de Aragón y de Ibercaja que tenía la "conciencia tranquila", pero entendía que "la imagen de Aramón" se veía "muy dañada". Por eso, Blecua pidió al consejo que adoptase las medidas que estimase oportunas. Francisco Bono, presidente del Consejo de Administración, asume interinamente la gestión de Aramón hasta el nombramiento de un nuevo Consejero Delegado.