Las alergias alimentarías a debate en Sallent

Se presenta un estudio epidemiológico realizado a nivel nacional en la Reunión Anual de la Asociación Aragonesa de Alergología que se esta desarrollando hasta el día ocho de este mes en la citada localidad tensina. Del mismo se desprende que las alergias alimentarías se han triplicado en los últimos diez años y ha revelado que en Aragón estas alergias son algo más frecuentes que en el resto de España, afectando a entre el 1 y el 3 por ciento de la población general, ha indicado el jefe del Servicio de Alergología del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza, Carlos Colás.

En este encuentro se esta tratando sobre el abordaje de estas alergias, destacando un nuevo tratamiento para "forzar la tolerancia de los pacientes". Colás ha manifestado que “este nuevo abordaje se ha experimentado en niños con alergia a las proteínas de la leche de vaca, patología que afecta a entre el 1 y el 3 por ciento de la población infantil, pero que supone importantes complicaciones en la vida diaria de los menores y que requiere importantes recursos médicos”.

El facultativo aclaró que este tratamiento consiste en suministrar durante varios días pequeñas cantidades de leche de vaca de forma progresiva. Aplicar este tratamiento requiere la hospitalización del menor y hace precisa la actuación de profesionales muy entrenados ya que se pueden presentar complicaciones y hacerse preciso el cambio de estrategia.

El especialista señaló que este tratamiento ya se está aplicando en el Hospital Infantil de Zaragoza, y espera que en próximas fechas puedan comenzar a desarrollarse en el Clínico. Debe aplicarse “en niños a partir de los 3 años, y permite que desaparezca la intolerancia y que el niño consuma normalmente uno o dos vasos de leche de vaca al día, aunque advirtió que se deben tomar diariamente ya que de no hacerse vuelve a aparecer la intolerancia”.

Igualmente ha recordado que “otras alergias alimentarías, como la alergia al melocotón, la más frecuente en los adultos aragoneses, o a la alergia a la avellana, producto que tiene un especial interés para los facultativos porque está oculto en muchos alimentos, aunque sea en pequeñas cantidades, como en la mayoría de los chocolates, bollería y pastelería”.

Los síntomas de la alergia alimentaria “van desde picores en labios y boca, pasando por enrojecimientos, síntomas digestivos, dolor de estómago, diarreas, hasta hinchazón de cara, faringe y laringe, pudiendo producir esto último un riesgo vital por asfixia”.

Comentarios