El II Telemark Festival congregó a más de 120 inscritos en Cerler

Durante el fin de semana se ha celebrado en la estación de esquí de Cerler, grupo Aramón, el II Telemark Festival. En él se han congregado 128 aficionados a esta disciplina, provenientes de prácticamente toda España y del Pirineo Francés.

El Esquí Club Cerler Aneto conjuntamente con la estación de esquí de Cerler, han celebrado el II Telemark Festival, el cual ha incrementado el número de participantes, siendo 128 frente a los 80 inscritos en la pasada edición. Durante la jornada del sábado todos los participantes tuvieron a su disposición visitas guiadas por la estación de esquí, clases gratuitas y test de las últimas tendencias de material. Además pudieron disfrutar de una calidad de nieve excepcional ya que durante la noche del viernes la estación de esquí de Cerler recibió más de diez centímetros de nieve gracias a las últimas precipitaciones. La meteorología acompañó en todo momento con un día soleado en el que el esperado viento no fue tan intenso como marcaban las previsiones y permitió que la jornada de esquí se desarrollada casi con total normalidad.

El domingo se llevó a cabo el Trofeo Pirineos Telemark, prueba que consta de seis pruebas, las cuales se celebran a partes iguales entre estaciones españolas y francesas. En la prueba se dieron cita 41 corredores, entre los cuales destacaron como abridores Rachi Bau, campeona de España, y Tomás Testillano, seleccionador nacional y corredor de la Copa del Mundo de Telemark que venía de obtener la victoria en el Campeonato de Japón. La competición celebrada fue un Classic Sprint que consistió en un slalom giagante con dos saltos, un viraje de trescientos sesenta grados y una zona de patinador al final del trazado.

En categoría femenina la vencedora fue Raquel Moreu seguida de Laia Soriñach e Imma Ferrer, mientras que en categoría masculina el vencedor fue el francés Thomas Fabre, siendo segundo Iñigo Chasco y tercero el corredor local Rubén Álbarez.

Durante el fin de semana hay que destacar lo radicales cambios metereológicos sufridos durante el sábado y el domingo, amaneciendo ambos días el cielo nublado, nevando en el caso del domingo, y el rápido cambio metereológico sufrido para obtener dos días con el cielo prácticamente despejado y buenas temperaturas. La afluencia en ambos días se puede catalogar de muy buena, siendo superior la del sábado frente a la del domingo.