El exceso de alcohol es protagonista, de nuevo, este fin de semana con 7 detenciones

La Policía Local de Huesca, dentro del protocolo de seguridad establecido por el Ayuntamiento para los fines de semana, ha realizado controles aleatorios de alcoholemia y velocidad por toda la ciudad. La noche del sábado se saldó con hasta 7 expedientes sancionadores.

Protagonista este fin de semana las calles más cercanas a la salida del Polígono Monzú donde se encuentra un conocido establecimiento de ocio nocturno. A las 7,50 horas, agentes de la unidad de atestados, acuden al Paseo de Lucas Mallada, donde se ha producía la colisión del vehículo , BMW 50, implicando a tres turimos, estacionados en dicha vía, causándoles daños de gran consideración. Tras su detención el conductor de 25 años de edad, arrojaba un nivel de 0.75 mlg., de alcohol por litro de aire espirado. El joven era detenido y deberá declarar ante el Juzgado nº1 de Huesca, este próximo jueves día 15 de febrero. El vehículo quedaba precintado en el depósito municipal.

Minutos antes un Mercedes 190, se acercaba uno de los controtoles policiales, a gran velocidad. Una una vez detenido se pudo comprobar que el conductor de 25 años, arrojaba un índice de 0.90 mlg., de alcohol por litro de aire espirado por lo que quedaba detenido realizándole, las correspondientes diligencias judiciales. El vehículo quedó precintando en el depósito municipal.

Además la conducción irregular por la Avda. de Juan XXIII y Martínez de Velasco, de un vehículo Citroen Xantia, alertaba a los agentes de la Policía Local. Tras la detención del vehículo el conductor arrojó un nivel de 0.73 mlg., de alcohol por litro de aire espirado, por lo que fue detenido y se realizaron las correspondientes diligencias Judiciales, precintando el vehículo, también, en el depósito municipal.

Expedientes sancionadores a tros 3 conductores, con índices de alcoholemia positivos que oscilaban entre los 0.32 y 0.62 mlg., en los diferentes puntos de control de alcoholemia establecidos en la capital oscense.

Por otra parte, se ha realizado acta-denuncia a un establecimiento dedicado al ocio por incumplimiento de la Ordenanza de ruidos y vibraciones al arrojar un nivel de ruido no permitido al exterior. Se realiza igualmente acta-denuncia a otro establecimiento hostelero por incumplir el horario de cierre.