La SD Huesca reflexiona sobre los últimos malos resultados

No está atravesando un buen momento el equipo oscense como se demuestra que en las últimas cinco jornadas ha sumado tan solo cuatro puntos. A pesar de ello el equipo está cuarto, si bien la situación para mantenerse en esa zona alta se ha complicado puesto que la clasificación se ha quedado en un pañuelo y ante el Figueras se dejó pasar una buena ocasión para seguir manteniendo una pequeña renta que en las últimas semanas le había permitido seguir entre los mejores y que ha desaparecido.

Al principio de temporada todo el mundo hubiera firmado estar en la cuarta plaza en la jornada 23 con 35 puntos, pero está claro que va ser difícil mantenerlo, aunque se espera poner remedio a esta situación que por otro lado viene también motivada por la reacción de algunos rivales que partían con aspiraciones muy altas y que poco a poco han mejorado su rendimiento.

Manolo Villanova indicaba que el equipo recuperar la alegría y sobre todo no fallar en partidos como el de este domingo en casa: “Ya dijimos que nuestro campo tiene que ser un fortín y desgraciadamente hemos perdido tres puntos y además contra un equipo que era más asequible que otros, aunque durante la semana dijimos que habría que respetarlo. Ahora lo que tenemos que hacer es ir ganar a Hospitalet y seguir fuertes en el Alcoraz porque yo pienso que hasta las cuatro últimas jornadas no se va a decidir la clasificación y en tres de esos últimos partidos los tenemos en casa”.

También el entrenador hablaba de realizar una reflexión para mejorar algunas cosas que están fallando en estas últimas jornadas: “En Badalona, aunque habíamos ganado aquí al Alcoyano, y en otros partidos vamos viendo que estamos perdiendo algunos valores de los que teníamos. Lo hablamos, lo comentamos, hacemos examen de conciencia. Trabajamos para esto, pero por lo que sea no nos están saliendo las cosas y yo como entrenador soy el que tiene que buscar las soluciones y está claro que las voy a buscar”.

El equipo volvía este lunes a los entrenamientos con ese análisis de la derrota pero con una idea clara que cambiar el chip y empezar a pensar en el partido del domingo en Hospitalet, encuentro que se jugará por la mañana y que será muy complicado.