Anulada la oposición que aprobaron la mitad de los auxiliares administrativos del Ayuntamiento de Huesca

20021012ayuntamiento huesca.jpg

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha ratificado la sentencia del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Huesca por la que quedaba anulada una oposición para cubrir 14 vacantes de auxiliares administrativos en el Ayuntamiento Oscense. El TSJA considera que las bases de la oposición, redactadas por los servicios jurídicos municipales, no argumentaron correctamente la prueba, por lo que es nula de pleno derecho.

Audio sin título

Ahora el Ayuntamiento de Huesca intenta encontrar una vía por la que, acatando y ejecutando esta sentencia, no tenga que despedir a los trabajadores, un total de 11, ya que tres están colocados en otras administraciones.

La situación municipal es ciertamente incómoda porque estamos hablando de la mitad de los auxiliares administrativos del consistorio y, su supresión, supondría un verdadero problema administrativo en el día a día municipal.

Los mismos servicios jurídicos que redactaron las bases de la oposición deberán ahora darle una solución al consistorio.

La parte política municipal se ha reunido con los afectados por la sentencia, para intentar tranquilizarlos, ya que desde que se conoció el pronunciamiento ratificatorio del alto tribunal aragonés, ha cundido el malestar y el desanimo entre los 11 auxiliares que vienen desarrollando su trabajo en el Ayuntamiento con plaza de funcionarios desde hace algo más de dos años.

Todo hace indicar que el consistorio deberá buscar un acomodo a estos trabajadores, primero para que la maquinaria municipal no sufra un retraso considerable y, segundo, para que se vean salvaguardados los derechos laborales de los afectados.

Es patente, por otra parte, el malestar de la clase política con el trabajo que desarrollaron los servicios jurídicos municipales con esta oposición. Recordemos que en las bases de la misma llegaron a figurar requisitos como que los auxiliares debería portar pistola, ya que el redactor copio y pegó unas bases que habían sido utilizadas para la Policía Local sin reparar en este extremo.

Más allá de la mencionada anécdota, el concurso oposición ha sido ahora anulado por falta de argumentación jurídica en convocar un concurso oposición cuando debería haberse convocado una oposición libre, algo que siempre deben determinar los servicios jurídicos municipales.

Comentarios