La Unión Europea admite a trámite una queja de IU sobre el impacto del urbanismo en Aragón

La Dirección General de la Presidencia de la Unión Europea ha notificado a Adolfo Barrena, Coordinador General de Izquierda Unida de Aragón, que la queja interpuesta por IU el pasado 20 de noviembre ha sido admitida a trámite con el número 1017/2006.

 

La formación política de izquierdas formuló una petición al Parlamento Europeo al objeto de “llamar su atención sobre el impacto de la presión urbanística sobre la ordenación y crecimiento equilibrado del territorio y el medio ambiente en Aragón para que requiera información al respecto y tome posición ante esta problemática”.

 

Izquierda Unida denuncia que “algunos planes de urbanización que se vienen planteando y ejecutando en territorio aragonés tienen y pueden tener un impacto desastroso en el medio ambiente, la ecología y las condiciones futuras de abastecimiento de agua a numerosas zonas en el municipio de Zaragoza y su entorno metropolitano, en municipios del Sistema Ibérico turolense y en gran cantidad de localidades situadas en el Prepirineo y Pirineo aragonés”.

 

La queja se apoya en el “Informe Fourtou”, una propuesta de resolución aprobada el Pleno del Parlamento Europeo “sobre las alegaciones de aplicación abusiva de la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (LRAU) y sus repercusiones para los ciudadanos europeos”. IU considera que este informe, aunque explícitamente está referido a la acción del Gobierno de la Comunidad Valenciana, contiene numerosos elementos extrapolables a la acción del Gobierno de Aragón en estas materias.

 

Por otra parte, la queja incide la modificación por parte del Ejecutivo autónomo de la Ley Urbanística de Aragón (LUA), por medio de una propuesta de reforma de la ley que evidencia su apuesta por un urbanismo disperso, insostenible y desordenado, frente al “desarrollo racional, ordenado y sostenible de los municipios de la Comunidad Autónoma de Aragón”, que es uno de los objetivos fundamentales de la LUA.

Comentarios