Comparecencia de Arguile en las Cortes para informar sobre los vertidos en el Cinca

El consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, comparecerá este miércoles a petición del G.P. Popular y CHA, ante la Comisión de Agricultura de las Cortes para informar sobre las actuaciones que ha llevado a cabo su Departamento en relación a la empresa de Zaidín CAZSA, y sobre los sistemas de control llevados a cabo en las industrias de destrucción y transformación de cadáveres de animales.

El consejero de Agricultura deberá explicar, según han solicitado seis diputados del partido Popular, cuáles son las actuaciones llevadas a cabo por su Departamento en relación con la autorización de la planta de transformación de cadáveres animales CAZSA, así como con las actuaciones sobre los vertidos ilegales aparecidos en el río Cinca. Arguilé comparecerá para poner al día a los diputados sobre la situación actual del Cinca y de la empresa de Zaidín. Según las últimas informaciones publicadas, el Ejecutivo ha retirado a la planta los permisos para transformar cadáveres, ya que, presuntamente, fue CAZSA la culpable de arrojar al río vertidos sin control. La empresa oscense ha reconocido públicamente que se produjo un vertido, aunque de pequeño volumen.

En este sentido, el G.P. de CHA ha pedido al consejero que informe a los parlamentarios de la Comisión de Agricultura sobre los sistemas de control llevados a cabo en las industrias de destrucción y transformación de cadáveres de animales y sus subproductos en harinas. Además, el consejero tendrá que explicar también los sistemas de control que se utilizan en el transporte de las harinas obtenidas en la transformación y en su eliminación por los medios autorizados, en cumplimiento del Reglamento (CE) 1774/2002.

Cabe recordar, que los acontecimientos de los últimos años en relación a los usos de los subproductos animales ha llevado a la aprobación de distintas normas sanitarias cada vez más estrictas que regulan todo el proceso desde la recogida del animal hasta su transformación y eliminación. En sus últimas declaraciones públicas, el consejero de Agricultura anunciaba que no se flexibilizará la norma actual, además destacaba que estas medidas se dirigen, principalmente, a garantizar la seguridad alimentaria de los consumidores.