Jaca 2007 recibe el Fuego Olímpico

El presidente de la Fundación Jaca 2007, Enrique Villarroya, recibía este miércoles en los jardines del Museo Olímpico de Lausanne, y de manos del presidente de los Comités Olímpicos Europeos, el irlandés Patrick Hickey, el Fuego Olímpico que arderá en Jaca con motivo de la celebración del Foje. Así desde este jueves, el Fuego Olímpico llegará a Jaca, donde permanecerá hasta el próximo 23 de febrero, para extender el espíritu del Olimpismo y sus valores entre todos los participantes y visitantes del VIII Festival Olímpico de la Juventud Europea.

Villarroya, alcalde de la localidad anfitriona, ha declarado sentirse, “muy orgulloso y feliz de recibir un símbolo tan importante y tan lleno de valores”. Las palabras del presidente de la Fundación han estado presididas por el discurso de bienvenida de Patrick Hickey, que ha recibido a la delegación jaquesa y ha expresado su confianza en Jaca para llevar a buen puerto el VIII Festival Olímpico de la Juventud Europea.

El acto, tal y como estaba previsto, ha comenzado a las 17:00 horas, en el Museo Olímpico de Lausanne. El presidente de los Comités Olímpicos Europeos, tras recibir y dar la bienvenida a la delegación jaquesa, “a la que conozco de anteriores reuniones y eventos Olímpicos”, indicó Hickey, y tras escuchar las palabras del presidente de Jaca 2007, ha acercado, él mismo, la antorcha al fuego permanente instalado en el pebetero que se encuentra en los jardines del Museo, para pasarle inmediatamente el Fuego Olímpico a Enrique Villarroya. El acto ha contado con la presencia de los principales representantes de los distintos Comités Olímpicos Europeos, como Italia, Francia o Austria.

Villarroya ha expresado su emoción y ha destacado, “el orgullo que es para Jaca recibir el Fuego Olímpico y todo lo que supone”. El presidente de la Fundación Jaca 2007 ha destacado además que, “para Jaca ha sido un orgullo haber sido recibidos en la capital mundial del movimiento Olímpico para llevar el fuego y el espíritu del Olímpismo a Jaca y al Pirineo”. Enrique Villarroya ha aprovechado la ocasión para recordar el gran trabajo que está desarrollando el equipo organizador del Festival Olímpico.

Tras recoger el Fuego Olímpico en la antorcha, Hickey y Villarroya se trasladaron al interior para trasladar el fuego a los tres mecheros en los que se trasladará hasta Jaca sin que se apague. Cabe recordar que aunque éste es un acto protocolario, sencillo y no exento de romanticismo, el Comité Olímpico Internacional le da una gran importancia, ya que el fuego representa el espíritu Olímpico y todos los valores del Olimpismo, y debe de arder, sin apagarse, desde que se recibe hasta que finalizan las citas Olímpicas.

De ahí que Jaca 2007, a través de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Zaragoza, haya diseñado 3 mecheros, envases casi estancos, para trasladar sin apagarse y con total seguridad el Fuego Olímpico desde Lausanne hasta Jaca. El sistema, que se presentará este jueves 15 de febrero en la localidad jaquesa, junto con las antorchas y las medallas de Jaca 2007, incluye un maletín metálico con respiraderos, apta para llevar el fuego en transportes públicos. A Jaca, el Fuego Olímpico llegará por tren, para evitar así las estrictas medidas de seguridad existentes en los aeropuertos.

A la delegación jaquesa, formada por el presidente de la Fundación y el secretario general del Comité Olímpico Español, Víctor Sánchez, se le ha unido para regresar a Jaca el presidente de la Comisión de los FOJEs, perteneciente a los Comités Olímpicos Europeos, Guido de Bont, como principal representante de los Comités europeos y del Comité Internacional.