El Patronato de Ordesa aborda la declaración del Glaciar de Monte Perdido como Monumento Natural

Glaciar Monte Perdido

En el pleno se ha dado a conocer también el presupuesto para el Parque Nacional para el año 2007 que asciende a casi 12 millones de euros, sumando las partidas del Departamento de Medio Ambiente y del Ministerio de Medio Ambiente. También se han valorado las subvenciones solicitadas para este año, con lo que se conseguirá dinamizar los plazos de ejecución de las partidas.Manuel Pizarro, mostraban su satisfacción por la cuantía económica y por la velocidad de crucero con la que se trabaja.

Audio sin título

El patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ha abordado en el pleno celebrado este jueves en Huesca la inclusión del Glaciar de Monte Perdido en el Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos. Con esta declaración se conseguirá incluir la totalidad de las masas glaciares existentes en el Pirineo aragonés dentro de este Monumento Natural, dotando estas áreas de herramientas de gestión que fomenten su protección. Además, en el pleno se ha dado a conocer el presupuesto de 12 millones de euros que invertirán en 2007 el Departamento de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente en el Parque Nacional.

 

El Glaciar de Monte Perdido está incluido en la actualidad en el área del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La cara norte del Monte Perdido es uno de los complejos glaciares pirenaicos de mayor interés, debido a sus notables dimensiones y su especial morfología, así como su disposición en graderío. El glaciar, de 43 hectáreas, se encuentra por encima de la cota de 2.700 metros y ha quedado dividido, por su dinámica de regresión, en dos áreas: el Inferior, de una superficie aproximada de 35,1 hectáreas, y el Superior, de 8,1 hectáreas. Esta extensión sólo es superada en el Pirineo por el macizo de Aneto-Maladeta. El ámbito terrritorial propuesto para su declaración de Monumento Natural abarca una superficie total de 77,4 hectáreas, repartidas por los terrenos municipales de Bielsa y Fanlo. La declaración como Monumento Natural será sometida a los patronatos de los Glaciares y del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y tras un periodo de información pública, se aprobará mediante Decreto del Gobierno de Aragón.

 

 

GLACIARES PIRENAICOS

 

Los glaciares del Pirineo aragonés son los más meridionales de Europa y únicos que quedan en la Península Ibérica. Fueron declarados Monumentos Naturales por las Cortes de Aragón, con Ley 2/1990. A esta declaración se sumó la aprobación del Plan de Protección y ampliación de la superficie del Monumento Natural por el Decreto 271/2002 del Gobierno de Aragón.

 

Se localizan en una franja de 90 kilómetros y 2.411 héctareas. Son un total de 20 glaciares, agrupados en siete macizos pirenaicos situados entre los valles del río Gállego, por el oeste, y Noguera Ribagorzana por el este. Son los glaciares más meridionales de Europa. Son los del Macizo del Balaitus (glaciar de las Frondellas y de la Brecha Latour); Macizo de los Picos del Infierno (glaciar del Infierno I y II); Macizo de Vignemale (glaciar del Clot de la Hount y de Labaza); Macizo de la Munia (glaciar de Robiñera); Macizo del Posets (glaciar del Posets, de la Paul y de Llardana; Macizo de Perdiguero (glaciar de Literola); Macizo de Aneto-Maladeta (glaciar de Salenques, de Tempestades, de Barranos, de Aneto, de la Maladeta, del Alba, de Coronas, de Llosas y de Vallibierna.

 

INVERSIONES

 

En el pleno se ha dado a conocer también el presupuesto para el año 2007, que asciende a los 12 millones de euros sumando las partidas que destinada el Departamento de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente. Entre los trabajos previstos están incluidos trabajos para la prevención y extinción de incendios o la adecuación de instalaciones e infraestructuras viales. A estas obras se suman las actuaciones dedicadas a la recuperación de especies como el quebrantahuesos o el zapatito de dama, y la recuperación de la Vía Pecuaria Giral.

 

Dentro de las inversiones previstas para este año está incluido el Convenio entre el Departamento de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente para actuaciones de desarrollo sostenible en la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. El acuerdo consiste en llevar a cabo los trabajos de peatonalización de la carretera de acceso al valle de Añisclo, así como actuaciones del Plan Integral del Agua en esta área. Otra de las actuaciones destacadas para el próximo año es el Programa Estrella del Ministerio de Medio Ambiente dedicado a las obras del nuevo Centro de Visitantes y el aparcamiento de Torla. Además, en el pleno también se han tratado las subvenciones para este año, con lo que se avanza en la dinamización de los plazos de ejecución de los trabajos a los que se dediquen estas líneas de ayuda.