Confianza e ilusión en el Forcusa Huesca tras un largo desplazamiento a Pozoblanco

Aunque se reconoce que será un partido muy complicado, el buen momento de los de Sergio Bebeshko invita a pensar que venderá cara su derrota en la pista cordobesa de Pozoblanco. Ya en Pontevedra ante el Teucro puso de manifiesto el conjunto oscense que puede competir cara a cara con cualquier rival de la categoría.

Largo desplazamiento el que se ha realizado durante toda la noche de este jueves y con tiempo para descansar durante el viernes y afrontar el choque el sábado a partir de las 18,30 horas en las mejores condiciones.

En la expedición, la novedad la presencia de Borja Fernández. El pivote ha entrenado durante toda la semana con sus nuevos compañeros y está ilusionado con su debut, como señalaba a Radio Huesca Digital: “Los compañeros me han acogido muy bien y en el plano físico un poco cansado, pero bien. Si el entrenador lo cree oportuno yo estoy para lo que quiera, yo tengo mucha ilusión en jugar y en ayudar al equipo desde el primer día”.

Sobre como ha encontrado a sus nuevos compañeros ha indicado que “están en una buena racha y a ver si esta lesión de Ángel podemos que no se note mucho y seguir así teniendo buenos resultados y sumar las máximas victorias posibles. Viene un calendario complicado con desplazamientos difíciles y habrá que estar concentrados y a intentar sacar los máximos partidos aquí y creo que podemos sacar bastantes partidos”.

Sobre su nuevo entrenador Sergio Bebeshko apunta que “es un entrenador muy duro y que está muy pendiente de ti y te da confianza. Por mi parte yo a seguir trabajando y a devolver la confianza en los minutos que me dé”.

Se trata un jugador que pueda aportar cosas interesantes y que sin duda hace ganar en presencia física con sus 2,06 de altura y los 124 kilos de peso. Su aportación será principalmente en defensa, aunque Bebeshko podría darle opciones también en ataque.