Aragón destinará más de diez millones de euros en 2007 a la promoción de empleo, un 4% más que en 2006

El Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón destinará un total de 10,1 millones de euros, durante el año 2007, a la promoción del empleo en la Comunidad Autónoma. Así lo ha anunciado el consejero Alberto Larraz en el transcurso de la presentación de los nuevos decretos de Fomento del Empleo, que aparecerán publicados en el Boletín Oficial de Aragón la próxima semana.

El Decreto para la Promoción de la Contratación Estable y de Calidad, el Decreto para la Promoción del Empleo Autónomo, el Decreto para la Promoción del Empleo en Cooperativas y Sociedades Laborales “beneficiarán”, según ha explicado el consejero Larraz, “fundamentalmente, a las mujeres, los jóvenes, los mayores de 45 años, los parados de larga duración y los discapacitados.”

A pesar de los altos niveles de ocupación que registra la Comunidad Autónoma y las bajas tasas de desempleo, mejores incluso que la media nacional, el mercado de trabajo todavía presenta algunos aspectos que admiten mejoras. Así las cosas, el desempleo juvenil, la temporalidad de los contratos o las dificultades que las mujeres y las personas discapacitadas tienen todavía para acceder al mercado de trabajo, justifican la reedición de estos decretos de Fomento del Empleo, cuya primera convocatoria se remonta al año 2004.

Las tres líneas de fomento “contratación, autónomos y economía social” partieron el año 2004 con una dotación económica de 8.626.846 euros para, tras un incremento del 25% a lo largo de toda la legislatura, alcanzar los 10,1 millones de euros que el Instituto Aragonés de Empleo destinará en 2007 a esta iniciativa (un 4% más que en 2004).

En sintonía con la Estrategia Europea para el Empleo, el Gobierno de Aragón orienta su política de empleo a la consecución de tres objetivos como son: la reducción de las tasas de paro y búsqueda de pleno empleo, mejora de al calidad y productividad del trabajo y a la obtención de una mayor cohesión e inclusión social. Todo ello, en definitiva, garantizando de forma transversal la consecución de un cuarto objetivo: la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Alberto Larraz, en la presentación de la nueva convocatoria, ha explicado que suponen una continuidad y una mejora del trabajo desarrollado por el Instituto Aragonés de Empleo ya que, el año 2006, estas mismas ayudas beneficiaron a 937 trabajadores por cuenta ajena, 665 autónomos y 843 empresas (720 acogidas al programa de contratación y 123 al de cooperativas y socio- laborales).

Decreto para la Promoción de la Contratación Estable y de Calidad

El objetivo es fomentar la contratación indefinida, favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, contribuir a la integración en el mercado de trabajo de personas con discapacidad, reforzar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en su acceso al empleo, fomentar la contratación temporal cuando tenga fines experienciales e integradores, así como promover la estabilidad en el empleo por medio de la conversión de contratos temporales en indefinidos. De los 937 contratos subvencionados al amparo de este programa en 2006, 612 correspondieron a mujeres.

La convocatoria de 2007 establece que se subvencionará con 4.000 euros la contratación indefinida de jóvenes menores de 25 años, trabajadores mayores de 45, parados de larga duración, titulados universitarios menores de 30 años que no tuvieran un empleo fijo anterior y desempleados que hayan obtenido formación o experiencia tras su participación en programas públicos de empleo-formación. Asimismo, se subvencionará con 1.250 euros cada contrato indefinido celebrado con desempleados que presten sus servicios en nuevas empresas de municipios con menos de 5.000 habitantes.

Decreto para la Promoción del Empleo Autónomo

La finalidad del Decreto es fomentar el autoempleo. En 2006 se concedieron 950 subvenciones de este tipo, que beneficiaron a 665 trabajadores, de los cuales el 62,41% eran mujeres.

El Decreto recoge también una ayuda denominada Incentivo a la Consolidación de Proyectos, destinada a aquellos profesionales que, tras un año de actividad, han de hacer frene a las amortizaciones de créditos que obtuvieron para poner en marcha un negocio.

Las ayudas recogidas en este Decreto contemplan subvenciones financieras para la reducción de intereses de préstamos obtenidos por los emprendedores para financiar inversiones en activo fijo; rentas de subsistencia para garantizar unos ingresos mínimos que ayuden a superar los momentos de inicio de la actividad; y apoyos a iniciativas de autoempleo. Destaca especialmente el incremento de las subvenciones destinadas a mujeres emprendedoras con cargas familiares.

Decreto para la Promoción de Empleo en Cooperativas y Sociedades Laborales

El Decreto recoge medidas dirigidas a fomentar el empleo y mejorar la competitividad de cooperativas y sociedades laborales, incentivando la incorporación de socios trabajadores, apoyando las inversiones para la creación y mantenimiento de este tipo de empresas de economía social.

En la convocatoria de 2007 destacan los importantes incrementos de las cuantías de subvenciones que se adjudican en el caso de incorporación de socios trabajadores, cuando se trata de incorporaciones de mujeres en los 24 meses siguientes a la fecha de parto como socias trabajadoras en las empresas de economía social. El apoyo al colectivo femenino se refleja también en otras subvenciones específicas que se destinan a financiar la creación de cooperativas de trabajo asociado y sociedades laborales integradas principalmente por mujeres.

Comentarios