Cartas al Director: “Quien controla las obras de las ciudad”

Trini Rincón

Candidata a la Alcaldía Izquierda Unida

Hace ya un tiempo que vecinos de distintos barrios se quejan de las ejecuciones de las obras de las ciudad y del nulo control municipal que hay sobre ellas, pregunten a los vecinos de las calles Las Huertas, o los de San Vicente de Paúl que tiene un paso cerrado desde hace un año y nadie lo arregla o a las miles de personas que pasan a diario por Ciudad Jardín para ir al Instituto, al Centro de Salud o de paseo simplemente y tienen que ir por la carretera porque no se puede caminar por las aceras, no les digo nada si tienen que ir con un carrito de bebe o en silla de ruedas.

Como ejemplo de este descontrol desde hace seis meses que empezaron las obras de reurbanización del Barrio de Estrecho Quinto y se sucede un despropósito detrás de otro. ¿Dónde está el control municipal?

La mayoría de las aceras y calzadas que se han hecho nuevas las han tenido que levantar al día siguiente para pasar tubos que se les habían olvidado, como los de los riegos de los árboles por lo cual ahora ya están parcheadas las calles nuevas. Han levantado dos aceras completas, después de hacerlas nuevas por supuesto, y lo mejor es que alguna sigue mal realizada; algunas de las que estaban bien las han dejado peor. ¿Quien paga todos esos errores? Ya estamos acostumbrados en esta ciudad a salirnos del presupuesto y que sean todos los ciudadanos y ciudadanas quienes paguemos el pato.

Hay que recordar que todas estas obras están siendo realizadas al lado del Colegio Juan XXIII y la AMYPA tuvo que advertir que no estaban suficientemente señalizadas como consecuencia de los pequeños accidentes que tuvieron algunos padres, madres e hijos en más de una ocasión. Durante seis días han estado sin poder aparcar en la calle Estrecho Quinto, o sea la del Colegio Juan XXIII zona de infantil y por dónde todos los niños y niñas del colegio tienen la entrada y salida, porque iban a hacer algo, los vecinos no sabían qué, el día 15 de febrero a partir de las 13 horas, según informa el cartel, el día 14 pusieron los carteles y los pivotes y el día 19 lunes ahí seguían los carteles y los pivotes, el arreglo de la calle era que se habían confundido al pintar las rayas de los aparcamientos, o sea rascar y volver a pintar, otra calle nueva parcheada.

¡Ah! Eso sí, el otro día ya se paseo por el barrio el Señor Alcalde con su corte y tuvo que escuchar algún comentario de los vecinos pero parece ser que no le importan porque se llevan quejando varios meses de la chapuza y nadie hace caso. Seguro que no pasa lo mismo con la “Plaza Mayor”.

Comentarios