Consumo denuncia un supuesto fraude en la venta de unas aspiradoras

La Dirección General de Consumo ha puesto en conocimiento del Ministerio fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón la supuesta venta fraudulenta de unas aspiradoras, ante las numerosas denuncias de consumidores recibidas. Las operaciones de esta empresa, ubicada en Cuarte de Huerva, se realizan fuera del establecimiento mercantil y van acompañadas de un crédito al consumo.

 

El modo de operar es a través de dos comerciales que acuden a la vivienda sin haber concertado la visita previamente y que realizan una demostración del funcionamiento del electrodoméstico durante varias horas, presionando al consumidor para que lo adquiera sin darle tiempo a reflexionar sobre la conveniencia de la compra. La mayoría de las denuncias recibidas parten de inmigrantes, con posible desconocimiento del idioma, y de personas mayores.

Según se ha comprobado, el precio total del artículo al contado no aparece en el contrato de compraventa y, en algunos casos, tampoco se establece el número de plazos. Además, hay algunas denuncias que alegan que la aspiradora no responde a las características prometidas o les falta algún accesorio.

Por último, si el comprador decide revocar el contrato tras reflexionar sobre su compra, cuyo desembolso económico asciende a 2.500 euros, la empresa sólo da largas o, en caso de que el documento de revocación se envíe en tiempo y forma correctos, alega que no lo ha recibido.

Por todo ello, desde la Dirección General de Consumo se considera que en estas ventas puede haber estafa, pues es evidente tanto el ánimo de lucro por parte de los vendedores como el engaño para producir el error en el consumidor (se produce un vicio en el consentimiento), y existe un perjuicio directo para el comprador.

Desde Consumo se ha efectuado una inspección de la empresa por acciones anteriores y existe un procedimiento sancionador abierto. En cuanto a la posibilidad de resolver los conflictos a través del arbitraje, se ha planteado en varios casos si bien no es una opción válida al no estar la empresa adscrita a este servicio. Por ello, la única vía que le queda al consumidor para reclamar es la civil.

Comentarios