La Comisión de Iniciativas locales destina 500.000 euros a la actividad económica de la provincia

Comisión Iniciativas locales

La Diputación de Huesca abre una nueva convocatoria para subvencionar aquellas actuaciones que supongan una innovación en el territorio y aprovechen los recursos propios de cada zona. Los miembros de la Comisión de Iniciativas Locales han aprobado la convocatoria y las bases del programa de “Fomento de la Actividad Económica” con una partida presupuestaria de 500.000 euros, de los que cada proyecto podrá contar con hasta 60.000 euros.

El destino de estas ayudas es financiar proyectos destinados a impulsar nuevas actividades económicas en los municipios del Alto Aragón. En todas las iniciativas que se desarrollan al abrigo de este programa participan, bien en su concepción o en su posterior gestión, las entidades locales de la provincia de Huesca.

Las entidades locales interesadas en participar en esta convocatoria de ayudas deberán acogerse a las bases que se publicarán a principios del mes de marzo en el BOP y presentar la solicitud que pueden encontrar en el Portal Público de la Diputación (www.dphuesca.es). Además de que estos proyectos deben constituir una innovación y promover la puesta en valor de las características endógenas de cada población, la actuación no puede impedir la aparición de otras iniciativas privadas en el mismo territorio.

Inicialmente fueron 20 actuaciones las que formaron parte del programa de fomento de la actividad económica, pero después de seis años se han invertido más de cinco millones de euros en 150 proyectos. En una convocatoria en la que confluyen iniciativas de muy diversa tipología, la Institución provincial pretende crear nuevos servicios y equipamientos complementarios al potencial turístico de la provincia de Huesca.

Según el Presidente de la Comisión de Iniciativas Locales, Javier Mur, “los proyectos desarrollados hasta el momento están logrando cumplir el objetivo con el que se diseñó el programa que –como detalla Mur- es el de generar recursos y hacer de ellos un modo de vida en el medio rural del Alto Aragón”. Al mismo tiempo, estos proyectos resultan en muchas ocasiones un instrumento para “comprender el nacimiento, desarrollo y evolución de esas poblaciones, sus gentes y la actividad económica que en ellas se han desarrollado”, añade el Presidente de esta Comisión.

En 2006 se llevaron a cabo veinte proyectos, entre ellos, la apertura de una quesería en Gistaín, la rehabilitación de la antigua Almazara de Bierge, un proyecto de teletrabajo en el Somontano, la creación de centros temátics de interpretación o el acondicionamiento de pozos o molinos en diferentes poblaciones altoaragonesas.

Comentarios