Fomento potencia la autovía Lérida-Valle de Arán-Francia

Los alcaldes de los principales municipios aragoneses y catalanes que atraviesa la N-230 se han reunido con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, para trasladarle la situación de este eje de comunicación. Morlán ha corroborado el impulso que el Ministerio de Fomento va a dar a la autovía A-14 Lérida-Valle de Arán-Francia con el anuncio de los plazos de proyecto y obra en los diferentes tramos de esta vía de comunicación.

El Secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, ha trasladado a los alcaldes de los municipios de la carretera N-230 el impulso que el Ministerio de Fomento va a dar durante los próximos meses a la autovía A-14 que comunica Lérida y el Valle de Arán con el sur de Francia. Así se lo ha comunicado en una reunión que ha tenido lugar en el Ministerio de Fomento con los alcaldes de Arén, Miguel Gracia, Benabarre, Alfredo Sancho, Viella, Juan Riu, el alcalde de Pont De Suert, Albert Alins, y el concejal Odón Ventura de este mismo municipio y el diputado del Valle de Arán en el Parlament catalán, Francisco Boya.

Este encuentro fue requerido por los citados alcaldes para conocer los proyectos que Fomento prevé en esta zona y tras el desprendimiento que se produjo en el túnel de Viella. Tras la reunión, los participantes en la misma han mostrado su satisfacción por los planes que el Ministerio de Fomento tiene para impulsar esta vía que permitirá

mejorar las comunicaciones, con la consiguiente vertebración y dinamización del territorio.

Según ha explicado Víctor Morlán, el Ministerio de Fomento va a licitar este año las obras del tramo de autovía entre Lérida y Roselló y redactará además los proyectos de los seis tramos que consta esta vía entre el límite de la provincia de Huesca y Sopeira. El objetivo es que conforme finalice la redacción de cada proyecto se vayan licitando las obras durante el año 2008. En total estas obras supondrán la mejora de unos 80 kilómetros que en la actualidad soportan un importante volumen de tráfico y que urgen de ser mejorados. De esta forma se contará con una autovía hasta Sopeira y desde este municipio hasta la frontera francesa la vía de comunicación será, por temas de impacto ambiental, vía de tres carriles.

En la reunión, el Secretario de Estado de Infraestructuras ha atendido igualmente la demanda de los alcaldes leridanos para que las variantes de Viella, Vilaller y Pont de Suert para prever el incremento de vehículos que se producirá cuando a finales de este año se abra el túnel de Viella. En la actualidad unos 700 camiones atraviesan este túnel y tras las obras se prevé que el tráfico de camiones sea de entre 1.500 y 2.000 vehículos diarios, con lo cual la construcción de las citadas variantes evitaría el tránsito de vehículos por los cascos urbanos de estas localidades.

Alfredo Sancho, alcalde de Benabarre, ha recordado el interés que, desde comienzo de esta legislatura, el Ministerio de Fomento ha mostrado para agilizar las obras de un eje de comunicación que prácticamente vertebraría de norte a sur toda la parte oriental de la provincia oscense, un eje de comunicación que se complementará con las obras que se realizan en el eje subpirenaico, la N-260, que atraviesa el Pirineo de este a oeste.