Cartas al Director: ¿Menos de 18 en un bar?

Lorenzo Meler Ferraz

Los Verdes-Huesca

Vaya desfachatez intentar permitir que los jóvenes entren en un bar. Aunque más desfachatez me parece que los políticos, aún sabiendo que tienen una venda en los ojos prefieran no quitársela y seguir viviendo en ese mundo feliz de discusiones y críticas para solucionar los problemas de un sector de la sociedad al que se niegan a escuchar constantemente, el de los jóvenes. El Consejo de la Juventud de Barbastro, junto con el de Huesca, propusieron en una asamblea del Consejo de la Juventud de Aragón una iniciativa para que se retirara la ley de espectáculos, comprendiendo que dicha ley de espectáculos está pensada única y exclusivamente para una ciudad como Zaragoza, donde, gracias a sus enormes presupuestos, tienen la oportunidad de ofrecer a sus jóvenes unas alternativas atractivas a este sector, no adecuándose al resto de realidades de Aragón.

¿Cómo hemos tenido la valentía de aplicar una ley prohibitiva si no somos capaces de ofrecer una alternativa clara a un año vista? Pero el problema no es este, ni que el Ayuntamiento sea un oportunista, ni siquiera que no hayan sido capaces de escuchar a la oposición y sus propuestas de juventud y ocio nocturno. Quítense la venda por favor, y entonen un mea culpa más alto que el problema que hemos creado. Un problema en la falta de educación, que legislatura tras legislatura no hemos sido capaces de resolver con ni una sola ley de educación consensuada; un problema en la falta de valores, que sin entrar a analizar familia por familia, si que es verdad que la clase política se ha encargado de dar el peor de los ejemplos; un problema en la recaudación de los impuestos, no porque la gente no pague, sino porque la reducción de estos hacen que se mengüen los presupuestos en educación; y un problema en el ansia de poder de todos los partidos políticos de esta y de todas las ciudades españolas, que con tal de conseguir este poder somos capaces de criticar y proponer, transformando la política en un fin y no en un medio para crear una sociedad mejor y en consecuencia una juventud mejor, a la cual no haría falta prohibirle sino permitirle.

Los Verdes-Huesca creemos que no se puede dar una solución rápida y eficaz como parecen pretender todos los grupos políticos ya que el problema no es sencillo y puntual sino complicado y social. ¿Alguien ha pensado en una solución a largo plazo? Los Verdes hemos querido introducir unas pistas para la reflexión y el diálogo, algo que últimamente parece escasear tanto, o más, como el agua en los campos.

Comentarios