Semana crucial para el futuro de Mildred

Entramos en una semana que va a ser clave para el futuro de la empresa Mildred. Ya ha habido varios encuentros para analizar la situación financiera de esta firma y se espera que sea especialmente intensa la primera mitad de esta semana en cuanto a reuniones se refiere. El día crucial será el miércoles con el encuentro de acreedores en el que se dictaminará qué ocurre con esta empresa que da trabajo a 410 personas en Huesca (las cuales están al día de sus correspondientes cobros).

El consejero de Industria, Arturo Aliaga, ya calificaba el pasado viernes como muy complicada la situación. Al respecto se han manifestado con preocupación durante el fin de semana el equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Huesca y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras.

El grupo municipal socialista ha solicitado encuentros con Aliaga y con el comité de empresa, con el fin de convocar una junta de portavoces y una sesión monográfica del Instituto Municipal de Fomento.

La producción está parada hasta este martes. El problema financiero de Mildred se agudizaba en 2006 por el aumento del precio de las materias primas utilizadas por esta empresa.

El principal cliente de Mildred supone el 90 por ciento de los clientes; ha habido retrasos en la asunción del incremento de costes, con los consiguientes problemas en facturación. A ello hay que sumar problemas en una nueva línea de producción y problemas de calidad con un producto, que ha obligado a recogerlo en 19 países y a reponerlo.

La sociedad Crédito y Caución ha reducido el margen de maniobra para Mildred, empresa que, se recuerda, firmó un convenio de suspensión de pagos en 1999, que fue prorrogado en 2006.

Hay que añadir que existen contactos con firmas interesadas en adquirir Mildred.

Comentarios