En esta semana se colocara la escultura ganadora del Premio “Ciudad de Sabiñánigo”

Corresponde a la edición del año pasado, que fue convocado bajo el lema “Sabiñánigo, Puerta del Pirineo” y que gano el escultor Isidro Rodríguez Martín. La obra está concebida como carta de presentación de la ciudad, ya que con ésta se pretende simbolizar el potencial económico, industrial y socio-cultural del municipio serrablés, ubicándose en la rotonda situada en la Avenida de Biescas a la entrada del Polígono SEPES.

La misma está pensada por sus medidas como una obra monumental, para ser vista desde bastante antes de llegar a la ubicación mencionada. Desde el Ayuntamiento se ha indicado que “por estar situada esta rotonda en una zona en expansión de la ciudad, la escultura propuesta encaja perfectamente con el entorno de espacios abiertos”.

La escultura realizada en acero cortén 1:9, tiene unas dimensiones de 441 centímetros de altura y 495 centímetros de diámetro. No entorpece la visión a los conductores que circulan por la rotonda, dejando visibilidad desde cualquier punto de la misma. Es de gran sencillez y sobriedad de formas, partiendo de una fuerte base geométrica se desarrolla con una gran sentido vertical y aéreo.

Este sentido vertical y aéreo se manifiesta con un lenguaje abstracto y constructivo, en donde destaca un gran volumen que se va elevando y a la vez abriendo en la parte superior, en donde se sitúa y destaca un semicírculo junto con unos huecos y volúmenes que dan ritmo, movimiento y riqueza de espacios a la escultura, proporcionando a la obra de esta forma fuerza y plasticidad, sin perder la sobriedad del conjunto.

Como se ha dicho anteriormente, este concepto de obra escultórica encaja perfectamente con el entorno propuesto, para que pueda ser disfrutada la obra desde distintos puntos de vista.

Comentarios