Las grietas y desplomes de terreno en Yesa tienen cientos de metros de longitud y hasta 5 metros de anchura y profundidad

La Asociación Río Aragón ha constatado in situ la gravedad del deslizamiento de 3’5 millones de metros cúbicos de la ladera izquierda del embalse de Yesa, ocultado durante más de 7 meses por la Confederación Hidrográfica del Ebro. Las grietas y desplomes de terreno tienen cientos de metros de longitud y hasta 5 metros de anchura y profundidad.

 

Desde Río Aragón se indica que “es espeluznante visitar la zona y observar la magnitud del deslizamiento. No sólo es evidente que no está estabilizado, si no que su caída va a ser inevitable, lo que dejará toda esa ladera en una situación crítica. Por ello todavía resultan más increíbles las declaraciones de los políticos aragoneses, encabezados por el Presidente Iglesias, que intentan minimizar irresponsablemente el problema. Así mismo es incompresible que aquellos que han visitado la zona en jornadas anteriores hayan expresado que no hay peligro”.

Ya en el año 1993 el doctor en Geología Antonio Casas alertó del peligro existente en Yesa. Casas ha afirmado que “toda la ladera izquierda del embalse de Yesa está sin estudiar desde el punto de vista geotécnico”. Además, ha indicado que el movimiento de la ladera se ha producido con poca obra, por lo que no se sabe lo que podría pasar si aumentase el volumen de las obras.

Desde la Asociación Río Aragón se afirma que es “inaceptable que ante esta situación, la CHE, el Gobierno de Aragón y otros irresponsables cargos públicos y políticos, envíen embusteros mensajes de tranquilidad que intentan seguir ocultando la gravedad de lo que está ocurriendo en Yesa”.

El alcalde de Artieda, Luis Solana, ha indicado que “es ineludible la paralización inmediata de las obras, la elaboración de un plan para minimizar los riesgos en el entorno de Yesa y el descarte definitivo de cualquier proyecto de recrecimiento, apostando por las alternativas existentes”.

Desde la Asociación Río Aragón se ha vuelto a exigir “el cese fulminante del presidente de la CHE, José Luis Alonso, al que debe añadirse el del Director Técnico de la obra, Raimundo Lafuente Dios, por sus decisiones temerarias y la ocultación de los hechos”. Por otra parte, Río Aragón pide “al Presidente Iglesias que rectifique sus declaraciones y diga la verdad a los aragoneses. Si no lo hace será uno de los máximos responsables de lo que pueda ocurrir. No queremos lamentaciones baldías una vez consumada la tragedia, tal y como ocurrió en el camping de Biescas”.   

 

Comentarios