La economía aragonesa mira hacia China

Bajo la presidencia del consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, el presidente de Aragón Exterior, Santiago Coello, y el presidente del Grupo de Comercio de China para la Cooperación Económica Internacional, Chen Yu, han suscrito un convenio de colaboración con el objetivo de potenciar la compra y distribución de productos aragoneses en China así como también la realización de una campaña promocional en aquel país.

Aragón Exterior, organismo dependiente del Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, se compromete a proporcionar a la institución china asesoramiento y acceso a los productos aragoneses así como los canales necesarios para que estos puedan ser comercializados.

El mercado chino ofrece un gran potencial para los productos agroalimentarios occidentales, ya que a su situación de país importador neto de alimentos se une el elevado crecimiento de la renta de un sector de su población, estimado entre 100 y 200 millones de personas, y la creciente curiosidad por los productos occidentales.

Con sólo 8 millones de consumidores de vino, el mercado chino presenta un elevadísimo potencial de crecimiento. Se estima que un 8,3% de la población puede permitirse consumir vino de importación, lo que supone alrededor de 100 millones de consumidores potenciales. De hecho, se espera un crecimiento de más del 20% en el consumo de vino en los próximos dos años.

El consumo de aceite de oliva de importación, por otro lado, se ha ido doblando año a año en China desde el 2001.

Los productores españoles se encuentran con algunas barreras para lograr la introducción en este mercado. Una de estas barreras es la distancia de cultura e idioma. Otra la supone la escasez de distribuidores especializados. Los distribuidores comienzan a encontrarse saturados de ofertas por parte de bodegas de todo el mundo. Anualmente, admiten una decena de nuevas referencias en sus carteras de productos. La inclusión de una nueva referencia suele producirse tras largas negociaciones entre ambas partes en las que la bodega suele tener que realizar gran parte del esfuerzo en comercialización.

Ante el momento de desarrollo del mercado, la estrategia a seguir es a medio plazo, con lo que requiere considerar que es el momento de estar presente a través de un distribuidor y comenzar a ser conocido en el mismo (como imagen de país y como marca).

A través del plan de promoción de 2007, Aragón Exterior tratará de ayudar a los productores aragoneses en el objetivo de lograr distribución, a través del apoyo a las negociaciones individuales, y a lograr posicionamiento, mediante las actividades que se realizarán durante el año de España en China.

Comentarios