El Gobierno de Aragón colabora en la formación de trabajadores del sector Textil

El Departamento de Economía y Hacienda del Gobierno de Aragón desarrollará un programa de ayudas económicas para los trabajadores afectados por expedientes de suspensión de contratos que se autoricen en el sector textil y de la confección.

Alberto Larraz, consejero del Gobierno de Aragón, ha explicado que el ejecutivo autonómico, con el objetivo de consolidar y mejorar el empleo en el sector Textil-Confección y potenciar el tejido industrial, pretende “impulsar ayudas relacionadas con la formación que se impartirá a los trabajadores durante posibles periodos de suspensión de contratos, de manera que la educación impartida contribuya a adecuar las calificaciones profesionales de los trabajadores a los nuevos escenarios productivos”.

Según establece el documento, el Departamento de Economía, Hacienda y Empleo desarrollará una serie de ayudas destinadas a los trabajadores afectados por los expedientes de suspensión de contratos que se autoricen a las empresas del sector textil y de la confección de Aragón, en los términos que establecía el Plan de Apoyo al Sector Textil y de la Confección , que fue suscrito en mayo de 2006 por los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales; Industria, Turismo y Comercio; el Consejo Intertextil Español y las organizaciones sindicales FITEQA-CCOO y FIA-UGT.

Para beneficiarse de las ayudas de formación que otorgará el Gobierno de Aragón, los trabajadores deben estar contratados en empresas ubicadas en la Comunidad Autónoma, que se rijan por el convenio colectivo de la industria textil y de la confección. Deberán estar afectados también por expedientes de suspensión de trabajo autorizados por la autoridad legal competente y siempre que el número de trabajadores fijos de las empresas suponga, por lo menos, el 80% de la plantilla. Los expedientes de regulación de empleo supondrán la suspensión de contrato de trabajo por un máximo de tres meses al año, que podrán repartirse en dos periodos. Asimismo, durante la vigencia del acuerdo suscrito, los trabajadores no podrán ver suspendidos sus contratos de trabajo más de seis meses a lo largo de un ejercicio económico.

Con carácter previo a la concesión de la ayudas, las empresas deberán aportar un informe en el que, entre otras cosas, se abordan aspectos relacionados con el plan de formación, si se trata de dificultades de carácter coyuntural, qué niveles de subcontratación presenta o si queda acreditada la participación de los trabajadores en el plan de formación.

Comentarios