Christina Rosenvinge, hoy en Huesca

Dentro de los actos organizados con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra hoy, el Área de Cultura del Ayuntamiento de Huesca ha programado para esta noche la actuación de Christina Rosenvinge. Será a las 22´30 horas, en Centro Cultural del Matadero. Una oportunidad para disfrutar del rock acústico con voz de mujer. El precio de la entrada es de 10 euros en taquilla, 9 en venta anticipada, 8 en taquilla con Tarjeta Cultural, Tarjeta Cultural Básica, carnet joven y tarjeta del Circuito, o venta anticipada con tarjeta CAI y 6 euros en venta anticipada con Tarjeta Cultural.

Perteneciente a una familia danesa afincada en Madrid, Christina Rosenvinge creó, cuando solo tenía quince años, un grupo de verdadero culto dentro de la “movida”, Ella y los Neumáticos, del que también formaban parte Lars, Rodrigo y Edi Clavo, quienes poco después crearían respectivamente Décima Víctima, Ciudad Jardín y Gabinete Caligari, tres puntales de la escena madrileña de los años 80.

Tras la disolución del grupo en 1981, unos años después se unió a Alex de la Nuez (antiguo componente de otro grupo de la movida, los Zombies), con quien creó el dúo Alex y Christina, responsable de dos deliciosos álbumes de pop naïf, “Alex y Christina” (1987) y “El ángel y el diablo” (1989). Después editó otros dos discos como Christina y los Subterráneos.

En 1996 iniciaría su carrera en solitario, publicando los discos “Cerrado” (1997) y “Flores raras” (1998), tras lo que se trasladaría a Nueva York. Allí grabó los tres álbumes que constituyen una peculiar trilogía: “Frozen pool” (2001), “Foreign land” (2002) y el más reciente “Continental 62” (2006), en los que han colaborado músicos de la talla de Steve Shelley y Lee Ranaldo (Sonic Youth), Jeremy Wilms (Antibalas),Tim Foljahn (del grupo de Cat Power) o el productor Suso Saíz.

En ellos, Christina Rosenvinge se sitúa equidistante entre el pop intelectual europeo y el underground neoyorquino, entre las melodías adhesivas y la creación experimental, entre la sofisticación y la sencillez, entre el refinamiento y la visceralidad. Una buena forma de celebrar el Día Internacional de las Mujeres es este concierto intimista en el que Christina Rosenvinge (voz, guitarra y piano) estará acompañada por Charlie Bautista (guitarra y violín).

Comentarios