El Obispo de Huesca arremete contra el PSOE, mientras apoya la teoría de la Conspiración

2004031212 obispo.jpg

El Obispo de Huesca, Jesús Sanz, ha convertido su carta pastoral de este domingo en la publicación Pueblo de Dios, en una auténtica proclama electoral, a algo menos de dos meses y medio de las elecciones del mes de mayo. Haciendo suyas todas las tesis del Partido Popular, Sanz critica duramente al gobierno socialista, al que acusa de corrupto o de manchar el nombre de la paz, al tiempo que hace toda una defensa de la "Teoría de la Conspiración" del 11-M. Espera que en "mayo marcee" y finaliza encomendándose a Dios, dice, "en esta apasionante encrucijada en la que debemos roturar sus campos para que broten espigas de paz serena", en clara alusión a las elecciones.

El Obispo de Huesca defiende las concentraciones y manifestaciones que se han convocado en los últimos meses y dice que las gentes sencillas se han querido solidarizar con los débiles ignorados, despreciados y hasta perseguidos. Asegura que "no eran vociferantes, sino ciudadanos de bien que no quieren asistir impávidos al espectáculo que algunos gobernantes nos brindan en el pim-pam-pum de la feria del disparate político".

Acusa al gobierno también de querer cambiar la historia y de "montar y desmontar operaciones económicas jugando al a ver quién llega más, cuando se trata de costear favores inconfesables con el dinero más ajeno, lavando como pueden las deudas de su propia corrupción".

Sanz dice que manchan el nombre de la paz y el de la piedad, convirtiéndolo en moneda de cambio con el que pagar la particular guerra contra sus adversarios políticos, sociales y mediáticos. Y haciendo, como en otras ocasiones, un nada sutil juego de palabras, acaba involucrando en sus críticas al grupo mediático Prisa.

Dado que el gobierno aseguró que se atenuaba la prisión de De Juana Chaos porque le importa la vida, el Obispo de Huesca toma esa afirmación para pedirle que, ya que defiende la vida, evite la eutanasia, "no ponga más obstáculos para saber la verdad de la maraña confusa y confundida de otra matanza, el 11-M, cuya sospecha les mira", haciendo suya la "teoría de la Conspiración", o respete la libertad de quienes quieren una educación no ideologizada ni sectaria para sus hijos. Supone que "ya no jugarán a romper la familia con sus leyes para amiguetes", y lucharán contra el aborto en primera línea. Dice que, si no lo hacen así, habrán vuelto a colar su mentira que será legal pero siempre inmoral. Y acaba afirmando que "si en marzo mayea, quizá en mayo marceará y allí daremos cuenta. Porque hay idus que no deberían haber pasado nuncia, pero ya que han sucedido, sólo se desea que no duren mucho más una vez acontecidos".

Comentarios