El Gobierno de Aragón inicia la comercialización de las parcelas de la Plataforma Logística de Fraga

El Gobierno de Aragón iniciará a lo largo de las próximas semanas la comercialización de las parcelas de la Plataforma Logística de Fraga (PLFraga), que en la actualidad se encuentra en fase de ejecución. El anuncio de inicio de la venta de las parcelas se ha hecho público en el transcurso de la visita que el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha realizado a las obras de urbanización de PLFraga, promovidas por la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón.

La Unión Temporal de Empresas Acciona Infraestructuras SA e Idecon SA, inició las obras en otoño de 2006 con un coste de adjudicación de 18.074.656,36 euros.

Hasta ahora, casi un centenar de empresas han mostrado su interés en adquirir alguna parcela de esta plataforma que, además de potenciar el desarrollo económico e industrial de Fraga dentro de este corredor económicamente tan activo y potente, permitirá a esta comarca incorporarse a la amplia oferta logística impulsada por el Gobierno de Aragón en los últimos años, integrada por la Plataforma Logística de Zaragoza, la Plataforma Logística de Huesca y la Plataforma Logística de Teruel.

La mitad de las peticiones de suelo procede de empresas afincadas en Cataluña. En las próximas semanas, se iniciarán los contactos con las empresas que están interesadas en instalarse en la plataforma fragatina. El precio de venta de las parcelas será de unos 120 euros de media por metro cuadrado, si bien esta cuantía variará en función de la ubicación de la parcela dentro de la plataforma, y el uso admitido y la edificabilidad de la parcela.

En la actualidad, Suelo y Vivienda de Aragón desarrolla casi 8 millones de metros cuadrados de suelo industrial en todo el territorio de la Comunidad Autónoma con la voluntad de favorecer la implantación de empresas en las diferentes comarcas y, en consecuencia, la generación de empleo y riqueza. Además, PLFraga y PLHus, SVA gestiona los polígonos industriales del Burgo de Ebro, La Puebla de Híjar, Ejea de Los Caballeros, Caspe y Villanueva de Gállego.

CENTRO DE ALTA RESOLUCIÓN DE FRAGA

El presidente del Gobierno de Aragón también ha visitado las obras del futuro Centro de Alta Resolución de Fraga, un centro asistencial promovido por SVA que atenderá a cerca de 30.000 habitantes del Bajo Cinca (Zonas de Salud de Fraga, Mequinenza y Albalate). Las obras del edificio, cuyo estimado es de 10,5 millones de euros, se iniciaron en noviembre de 2006 y su finalización está prevista en mayo de 2008.

La oferta de servicios sanitarios del centro contempla consultas de prácticamente todas las especialidades, procedimientos de diagnóstico digitalizados, Cirugía Mayor Ambulatoria, Rehabilitación e Ingresos para pacientes de baja complejidad y convalecientes. Además, se ubicará el Equipo de Atención Primaria y los servicios de urgencia.

La oferta sanitaria del futuro Centro de Alta Resolución de Fraga permitirá que la población de la comarca y de zonas próximas no tenga necesidad de trasladarse a los hospitales de Barbastro y Huesca salvo en el caso de enfermedades de alta complejidad. De esta forma, la asistencia sanitaria será mucho más accesible para los vecinos de la comarca y en un periodo de tiempo inferior a 30 días en todos los casos.

FRAGA-SEROS

El presidente Iglesias visitó también las obras recién terminadas en la A-242, de Fraga a Reus, entre la capital fragatina y el límite con la provincia de Huesca. En estos 5 kilómetros la Dirección General de Carreteras del Gobierno de Aragón ha invertido 2.554.875 euros. Los trabajos fueron ejecutados por Vías y Construcciones y Hormigones Grañén (UTE).

La nueva sección transversal tiene un ancho de 9 metros distribuidos en dos carriles de 3,5 metros y dos arcenes de 1 metro de ancho.

El nuevo eje de la carretera ha reemplazado el trazado existente en las zonas en las que era deficiente por unas curvas con radios más amplios y ha introducido curvas de transición a la entrada y la salida de las alineaciones circulares para facilitar la percepción de éstas a los conductores. En el tramo en el que el trazado existente era una alineación recta se ha ampliado la plataforma por un único lado con objeto de minimizar las afecciones al tráfico durante la ejecución de las obras.

La nueva rasante tiene una pendiente máxima del 5,6 % y unos amplios acuerdos verticales para ofrecer una buena visibilidad al usuario. El firme empleado es de tipo flexible, con 25 centímetros de zahorra artificial y 12 centímetros de mezcla bituminosa en caliente.

La carretera que ha sido objeto de esta actuación forma parte de la Red Básica de Carreteras del Gobierno de Aragón y soporta un tráfico con una Intensidad Media Diaria (IMD) de unos 2.200 vehículos, el 20 % de ellos pesados.

Comentarios