Las estaciones de esquí confían en recuperar el ambiente para Semana Santa

Pista Esquí

Si el parte de nieve tiene garantías se intentará volver a las cifras de hace unos años cuando estas fechas eran el momento más importante de la temporada. Con el paso del tiempo, este ciclo de la temporada, ha ido perdiendo fuerza a favor del puente de la Inmaculada. Este año el invierno esta siendo muy complicado ya que tan apenas ha nevado y las estaciones no han podido funcionar en ningún momento al cien por cien.

Ahora se confía en que la borrasca anunciada para la próxima semana (martes sobre todo) pueda aportar un nuevo “paquete” de nieve que permita asegurar con un buen parte los dos últimos fines de semana de este mes y la recta final de la temporada con la Semana Santa.

El cierre de estaciones, será en la mayor parte en el fin de semana 14 y 15 siempre y cuando se pueda ofrecer un parte con garantías y se detecte que pueden subir esquiadores a pistas.

Tiendas, restaurantes, estaciones, escuelas de esquí y el sector, en general, dicen que esta siendo la peor temporada de la historia

"Los esquiadores están algo desanimados y han perdido la ilusión". Esta es la frase más repetida mientras que, en algunas zonas, como el Valle del Aragón se pide la declaración de zona catastrófica el resultado de esta temporada.

Las últimas nevadas caídas en el Pirineo no han sido suficientes para reactivar el mes de marzo. Esta primera quincena ha sido muy “normal” y con cifras por debajo de lo que suele ser habitual.

Esta semana se han dado todas las condiciones para haber aumentado el número de esquiadores Buena nieve y sol han marcado estos días y sin embargo la respuesta no ha sido buena.

Comentarios