Fernando Elboj pedirá explicaciones a Mildred sobre la venta de una parcela que fue municipal

El Alcalde de Huesca dice estar sorprendido por la venta por parte de Mildred de una parcela que fue propiedad municipal y cuya permuta pidió la industria pastelera para ampliar la fábrica. Fernando Elboj quiere esperar a conocer qué explicaciones da la empresa al respecto de esta operación, pero también ha dejado claro que Mildred no ha utilizado la parcela municipal para lo que dijo, es decir, para llevar a cabo una ampliación de la industria.

La compra-venta, añade Fernando Elboj, se hizo efectiva en la notaría de Almudévar.

El alcalde dice estar, cuando menos, sorprendido por esta operación que no termina de entender, ya que cuando la pastelera le propuso al consistorio llevar a cabo una permuta de una parcela de su propiedad por esta que al final acaba vendiendo, argumentaba la necesidad del referido suelo porque tenía que aumentar su producción y, por tanto, incrementar su superficie fabril.

Al final Mildred amplió su producción, pero en la fábrica que ya poseía y vendió la parcela municipal, cuya compra había sido posible gracias a la mediación del instituto Aragonés de Fomento.

Este viernes, concejo e industria se entrevistan. Desde el Ayuntamiento se pedirá explicaciones a Mildred sobre la venta de la mencionada parcela, pero también quiere el Ayuntamiento conocer la situación real de la empresa y los contactos que la propiedad ha llevado a cabo con posibles compradores de Mildred.

Posible suspensión temporal de empleo en Mildred

Las voces consultadas por Radio Huesca Digital consideran que en la reunión de este viernes por la mañana (a las 9 horas) la dirección de Mildred puede presentar a los sindicatos un posible expediente de suspensión temporal; expediente aparejado a la expectativa de actividad futura en la planta de bollería industrial existente en Huesca (y que da trabajo a 400 personas).

Tanto Ángel Laguarta, secretario provincial de UGT, como Arancha García Carpintero, secretaria general de la Unión Comarcal de Comisiones Obreras, consideran que un expediente de regulación es un mal menor si asegura la continuidad de la actividad.

La continuidad vendría de la mano de la adquisición de las instalaciones por parte de otra firma del sector. Eso evitaría un expediente de extinción de empleos. En la reunión de este viernes se puede poner sobre la mesa la evolución de las conversaciones con otras empresas de bollería industrial, contactos en los que participa activamente el Departamento de Industria del Gobierno de Aragón.

En la tarde de este viernes tendrá lugar una asamblea informativa para dar detalles a los trabajadores; además, estos están convocados a una concentración que tendrá lugar a las 20:00 horas en la plaza Navarra.

La patronal altoaragonesa espera que la salida que se le dé a Mildred sea satisfactoria, ya que se viene demostrando que una empresa no sólo es una actividad económica sino que también se convierte en algo social (con las familias que hay detrás de cada uno de los empleados).

La parcela que se iba a destinar a la ampliación de Mildred (comprada con la condición de crear empleo) era vendida hace algunas semanas para poder hacer frente a las nóminas de febrero. Se argumenta esta operación sobre la base de la contratación de 90 personas en la ampliación que se hizo (dentro de las propias instalaciones).

Comentarios