Una copia de "La cena de Emaús", de Caravaggio, en el Museo Diocesano de Huesca

Ya ha terminado el procreso de restauración de "La cena de Emaús". No se trata de la obra original de Caravaggio, sino de una espléndida copia que hasta ahora había permanecido en la ermita de Las Mártires, y que ahora sale a la luz con motivo de la celebración del Año Lastanosa.

El lienzo, de temática religiosa, es una representación bíblica del momento en que Jesucristo cena con dos discípulos que dudaban de su resurrección.

Aunque de momento se desconoce quién pudo ser el autor de la copia, detrás del lienzo se ha encontrado una inscripción: "ASSO", que bien puediera referirse al apellido del artista.

Las dimensiones del cuadro son 1,20 por 2 metros, aunque según Carmen Morte, comisaria de la exposición, el liezo habría sido recortado al cambiar la enmarcación, una práctica muy habitual en la época.

Los oscenses podrán admirar esta obra en la exposición que el Instituto de Estudios Altoaragoneses ha organizado para conmemorar el cuarto centenario del nacimiento de Vincencio Juan de Lastanosa, que se celebrará entre el 24 de abril y el 3 de junio de 2007 en las salas de exposiciones de la Diputación Provincial y el Centro Cultural de Ibercaja en el palacio de Villahermosa. Tras la exposición, la copia volverá a alojarse en el Museo Diocesano de Huesca.

La restauración de la obra ha sido financiada por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón.

Entre las pinturas (copias y originales) de artistas célebres como Durero, Tiziano, Tintoretto o Ribera que Lastanosa había reunido en su palacio del Coso se encontraban al menos dos obras de Caravaggio, un Baco desnudo y unos Jugadores peleando. Perdidas estas pinturas, en la exposición sobre el mecenas y coleccionista oscense se podrá admirar esta singular copia de Caravaggio, presente en Huesca y hasta ahora muy poco conocida.

Comentarios