El observatorio socio-económico de Huesca alerta sobre la pervivencia del actual sistema de pensiones

Un estudio patrocinado por el Ayuntamiento de Huesca revela, entre otros datos, la estructura demográfica de la ciudad altoaragonesa. En este observatorio socio-económico se hace referencia a la pirámide poblacional y en ella se vaticina que en un futuro se producirá una disminución de la población activa con las consecuentes dificultades en el sistema de pago de pensiones y la seguridad Social.

Entre otros datos puestos de relieve en este observatorio, destaca cómo la pirámide poblacional de Huesca es de tipo regresiva. Es decir, la población con menos de 25 años es mucho menor que la que se encuentra entre un rango de edad de entre 25 y 49 años. En la actualidad, el 39 % de la población oscense se sitúa entre este último margen de edad. Esto significa, que un futuro no muy lejano habrá un alto porcentaje de población dependiente (jubilada) y la población activa no será la suficiente para la pervivencia del actual sistema de pensiones y de Seguridad Social.

La evolución de los últimos años muestra como, poco a poco, hay una mayor concentración de la población en los grupos de edades centrales tanto entre los 25 y 49 años como en el de edades comprendidas entre los 50 y 64 años. Además, desde el año 2002, se aprecia un descenso del peso poblacional de los jóvenes y las personas de mayor edad.

En cuanto a la población mayor de 65 años, este grupo representa un 18,3 % del total, siendo mucho más numeroso el grupo de mujeres (21 % del total de población femenina) que el de hombres (15,5 %). Estos datos no difieren mucho de otras estadísticas nacionales e internacionales, dada la mayor esperanza de vida femenina.

El ayuntamiento de Huesca ha patrocinado este estudio, denominado observatorio socio-económico de la ciudad de Hueca. El trabajo ha sido desarrollado con la colaboración de la Confederación Empresarial Oscense, la Fundación CREA y la Confederación de Empresarios de Aragón.

Comentarios